Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unas maniobras militares causan un incendio forestal en un bosque de León

Unas maniobras del Ejército de Tierra en el campo de tiro del Teleno (León), realizadas con fuego real en la ventosa mañana de ayer, provocaron un importante incendio en el bosque de Tabullo del Monte (600 habitantes), según reconoció el delegado territorial de la Junta de Castilla y León, Luis Aznar, y denunciaron los vecinos. Algunos de éstos fueron testigos de la explosión de al menos dos obuses cuando, en un principio, se acercaron a apagar las llamas en un pinar centenario. Mandos del regimiento de artillería Santocildes, de Astorga, rechazaron aclarar a este periódico si el fuego fue consecuencia de las maniobras militares y se limitaron a señalar que tenían conocimiento del mismo.A primera hora de la madrugada de hoy, el fuego alcanzaba un frente superior a los 15 kilómetros entre Castrocontrigo y Luyego. El terreno de este último pueblo, en cuyo monte se inició, está expropiado por el Ministerio de Defensa.

El Ejército no participó en las tareas de extinción, a las que la Junta de Castilla y León y los Ministerios de Medio Ambiente y Agricultura destinaron seis helicópteros, tres hidroaviones, doce brigadas con cerca de 120 personas y diversa maquinaria. Numerosos vecinos de Tabullo, Priaranza, Torneros, Nogarejas, Castrocontrigo, Castillo y otros pueblos de la comarca de la Valdería participaban en los trabajos.

La gran mayoría de los pinares que ardían tienen entre 80 y 130 años de antigüedad, ya que la población de la comarca vivía hace décadas de la venta de la resina y últimamente de la recolección de setas, de la tala de la madera y de las colmenas ubicadas en el bosque. En Tabullo más de 6.000 hectáreas se encuentran plantadas de pinos.

El fuego llevaba arrasadas a primera hora de la madrugada más de 4.000 hectáreas de pinares, según el presidente de la junta vecinal de Tabullo, Toribio Fernández, pero las llamas avanzaban incontroladas, pese a los esfuerzos de todos, debido a la sequía de los últimos meses y al viento reinante.

El pueblo de Tabullo interrumpió la fiesta mayor del Cristo por el fuego, se cerraron las casetas y la población en pleno acudió a sofocar el incendio. El delegado de la Junta reconoció, preocupado, que se trata del mayor incendio, "en calidad y cantidad", ocurrido en León en los últimos cinco años.

Impotencia y preocupación

Anoche, numerosos vecinos de Tabullo expresaban su impotencia ante el impresionante incendio con lágrimas. La indignación contra el Ejército era patente. Tanto el presidente de la junta vecinal como la teniente de alcalde de Luyego, Marisa Rodríguez, criticaron la pasividad del Ejército ante las insistentes llamadas de auxilio de ambas localidades.Rodríguez aseguró que llamó por teléfono a la comandancia del campo de tiro, al oficial de guardia del cuartel de Astorga, a la subdelegación del Gobierno y a Protección Civil sin que ninguno de estos organismos le dieran una respuesta. Varias de estas instituciones reclamaron a Rodríguez un fax para el cumplimiento de los trámites burocráticos que dieran paso al posible envío de fuerzas para la extinción del incendio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 14 de septiembre de 1998

Más información

  • Quemadas 4.000 hectáreas de pinares