Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Allá va el Chaba

Victoria y liderato de Jiménez en el primer alto de la Vuelta

"Esta victoria me va a dar la alegría y la confianza que perdí en el Tour". Fue el día del Chaba. José María Jiménez se vistió ayer con el jersey amarillo de la Vuelta. Nunca antes lo había lucido. Es más. El corredor recuperó para el Banesto el prestigioso maillot que no lucía en la ronda española desde 1990. Julian Gorospe fue el último del equipo de Echávarri que lo hizo.El liderato de Jiménez se preve provisional. O no. Como dice uno, soñando, Jiménez es a la Vuelta lo que Pantani al Tour. Ecuación que tiene en cuenta también la blandura de los puertos hispanos comparados con los franceses. Un escalador, ganando también la última grande. No huele mal.

Y si es efímero no importa. El Banesto tiene a tiro el recambio previsto en el guión inicial: Abraham Olano. Al guipuzcoano no se le atragantó el muro del alto del Catí y entró en meta en el grupo de Jalabert, Escartín y Zülle. Comienza ahora la Vuelta que quería el Banesto. Y, el domingo, la contrarreloj larga de Mallorca. La crónica de la etapa de ayer se escribe en los últimos cinco kilómetros de los 200 del recorrido. La ruta se empina y Jiménez da el primer zarpazo. Está en su terreno. La primera gran rampa. Allá va Chaba. Jalabert responde. A rueda del francés Lance Armstrong. El estadounidense sobrepasa a Jiménez. Es cuestión de unos metros. El Chaba se va por él. Curva a la izquierda, pendiente aún mas cuesta arriba. Jimenez aprieta los dientes, una, dos, tres pedaladas explosivas y abre hueco. Es definitivo.

Mantiene el desarrollo 39/25 y vuela hacia el alto. Sólo kilometro y medio. La rampa alcanza el 19%. Instante de preocupación. Jimenez va demasiado fuerte. Tiene que regular. Por detras, aparece un kelme. Es Roberto Heras que lleva a rebufo a Fernando Escartin. Armstrong cede a Heras la persecución.

La otra carrera viene un poco más lejos. Allá están los nombres importantes, en el mismo grupo. Mientras, el líder hasta ayer, Guidi, ya ha tirado la toalla a las primeras de cambio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 11 de septiembre de 1998