Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo T de Teatre hace con "criatures" una incursión en el mundo de la infancia

El teatro Poliorama estrena temporada el próximo jueves con la obra Criatures, un montaje del grupo T de Teatre formado por 17 sketches escritos por Sergi Belbel, Paco Mir, Jordi Mollà, Miriam Iscla, Joan Ollé, Pere Peyró y David Plana, quien además codirige la obra con el propio grupo. Con esta pieza sobre los niños y su entorno de relación, T de Teatre concluye una trilogía basada en una visión contemporánea de los roles del ser humano. La obra llega a Barcelona tras haberse estrenado en Buenos Aires el pasado mes de abril del presente año.

Con Petits contes misògins, la compañía T de Teatre ponía en solfa el mundo de la mujer, con el correspondiente varapalo para el hombre. En Homes!, el entorno varonil no salía demasiado airoso, pero también había un poco de jarabe de palo para los entresijos femeninos. En Criatures, T de Teatre completa una trilogía y ha intentado huir de una imagen únicamente sentimental de los niños, aunque son los adultos, es decir, los padres, los que se llevan la peor parte. "Teníamos el peligro de caer en una visión exclusivamente tierna de la infancia. Tras la parte poética, hemos incorporado la crítica y el sentido del humor", destaca Àgata Roca, una de las componente del grupo y que actúa como ayudante de dirección en este montaje, dejando el escenario para Mamen Duch, Miriam Iscla, Marta Pérez y Carme Pla, quienes interpretan indistintamente a padres, madres, niños y niñas. "La obra", según Àgata Roca, "no pretende ofrecer moralina de cómo deben actuar los padres con los hijos, sino presentar situaciones llevadas al límite para que todo el mundo se sienta identificado con ellas". Para incentivar esa complicidad, las actrices de T de Teatre explican la historia dirigiéndose directamente al público, un método habitual en la forma de trabajar de la compañía. El sistema que han seguido para escribir la obra ha sido pensar en los distintos aspectos de la infancia que el grupo quería abordar y encargar seguidamente cada tema a un autor. "Sólo hemos encontrado un texto ya escrito que abordara la infancia de manera que pudiera adecuarse a nuestra forma de hacer", comenta Mamen Duch. El texto en cuestión pertenece al libro del actor Jordi Mollà Mis primeras veces y la escena de la obra corresponde a "Despertar", un sketch que describe la sensación previa al levantarse. El dramaturgo Sergi Belbel, con Odio els meus fills, incide en algo tan característico de las madres como vilipendiar a sus hijos pero no aceptar que nadie cuestione la bondad de su descendencia. Padres primerizos Nounats, de Paco Mir, quien también ha trabajado en la selección de textos, reproduce las diversas modalidades de alucinación de los padres primerizos frente a su recién nacido. La patética imagen de los progenitores intentando suplir con los hijos sus deseos frustrados es reflejado en Over The Rainbow, de David Plana, que transcurre en un casting para niños. En Per què?, de Pere Peyró, se comprueba cómo de la aparente candidez de las preguntas de los niños se puede pasar a la más tormentosa de las discusiones. La casuística que plantea en muchas ocasiones el hecho de ser hijo de padres separados, con el consiguiente trasiego de nuevas parejas de los progenitores, es planteada por Yolanda G. Serrano en Tots els meus pares. Con La vida de mare, de Miriam Iscla, la obra no olvida las peripecias y vicisitudes de una madre para salir airosa de la educación y cuidado de los hijos. Finalmente, Joan Ollé coloca el toque de nostalgia con Estimats reis d"Orient, que evoca el deseo de volver a la infancia. El resto de los sketches de Criatures no aparece en el programa y ha sido planteado como un factor más de sorpresa en la obra por T de Teatre que ha producido Criatures. Criatures, que abre la temporada 1998-1999 del teatro Poliorama, permanecerá en cartel hasta finales del mes de octubre.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de septiembre de 1998

Más información

  • El montaje, que se estrena mañana, ya se vio en Buenos Aires el pasado mes de abril