Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL PRIMERA JORNADA DE LIGA

Hierro, muy enfadado, tira el brazalete

El defensa del Madrid Fernando Hierro abandonó el estadio Bernabéu sin querer hablar del asunto. Tan sólo se le escuchó decir un "no pasa nada". Pero lo que se observó que sucedía en el terreno de juego indicaba todo lo contrario.Cuando Manolo Sanchis fue sustituido por Guss Hiddink, le dio el brazalete de capitán a Fernando Hierro. Éste cogió la cinta y se la colocó dentro del pantalón. Luego, con gestos ostensibles se dirigió hacia el banquillo pidiendo una explicación. Más tarde se dio media vuelta y tiró el brazalete cerca de la portería donde estaba Illgner.

Desde la tribuna las interpretaciones son diversas. La que parece más factible, y así lo indican algunos de los jugadores que en esos momentos se encontraban en el terreno de juego, es que Hierro lo único que intentaba era preguntarle a Hiddink cómo iban a jugar a partir de ese momento. Y es que el técnico holandés realizó tantos cambios en tan pocos minutos que ni los propios jugadores sabían cuál era su esquema.

El presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz, que presenció lo sucedido desde el palco de honor, fue el único que habló del asunto. "Si hay algún jugador cabreado se le escucha y esto se soluciona dentro de casa. Hiddink sabe lo que hace", señaló el mandatario blanco.

El entrenador madridista no quiso tampoco aclarar lo sucedido en el terreno de juego. "Lo único que pretendía con ese cambio era que Iván Campo jugara en casa. Y lo mismo pasa con Pedja Mijatovic, que le he retirado por su bien; tenía una amarilla y podía ver la roja de un momento a otro, aunque en un principio le pudiera haber molestado la sustitución. No ha pasado nada. No hay que darle importancia".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de septiembre de 1998