Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL PRIMERA JORNADA DE LIGA

La venganza de Raúl

Raúl comenzó la temporada pasada como una estrella y acabó cuestionado por su afición. Esta campaña comienza su trabajo con un aire diferente. Se sabe en entredicho, en el punto de mira, y está dispuesto a tomarse la revancha y a dejar a un lado cualquier polémica sobre su carrera. Es la hora de la venganza. Lo anuncia el jugador y lo dice su entrenador. Ayer, de momento, Raúl logró su propósito. Firmó dos goles en un partido en el que brilló, probablemente el mejor que ha hecho en un año. Además, su equipo alcanzó ayer el liderato."Sé que estoy en el punto de mira, sé que la afición está especialmente pendiente de mí esta temporada. Pero no me importa, todo lo contrario. Esta sensación me ayuda, me hace motivarme aún más. Sé que este año va a ser bueno para mí y para mi equipo y que voy a demostrar que hay Raúl para rato". Estas palabras las pronunciaba el jugador antes de disputar el primer partido de Liga ante el Villarreal. Después de él anunciaba que la maquinaria estaba preparada. "Tengo buenas vibraciones, me siento bien, porque fundamentalmente estoy bien físicamente, algo que no me sucedía la pasada temporada. El año pasado, por un cúmulo de circunstancias no pude entrenarme bien ni jugar bien. Pero ahora me siento fuerte y sé que estoy dispuesto para desplegar todo mi juego".

Guss Hiddink se mostró satisfecho por el trabajo de Raúl. "Desde el primer día en que trabajó conmigo en un entrenamiento me dí cuenta de que ponía toda su alma para dar lo mejor de sí. No sé cómo fue la pasada temporada, ni lo que ocurrió, pero sé que hoy hemos visto parte de su juego, que creo puede llegar aún a más. Me alegro por él y me alegro por el equipo". Hiddink colocó a Raúl en la banda derecha, posición de la que parece va a ser inquilino con carácter permanente. "Yo estoy para ayudar al equipo. Si el míster decide colocarme ahí haré todo lo posible por adaptarme". El entrenador del Real Madrid no quiso pronunciarse abiertamente sobre esta cuestión, pero sí reconoció que es la opción más firme que tiene en estos momentos para esta posición. "Raúl puede jugar en la banda derecha como ha demostrado, pero tendrá libertad de movimientos para desplazarse hasta el centro".

Hiddink no sólo se sintió aliviado por los indicios de recuperación de Raúl, sino por el carácter que su equipo demostró en el arranque de la Liga. "No me ha gustado nada el gol que nos marcaron en el minuto tres del partido. Me han dicho que fue en fuera de juego. Pero no es una excusa. Tenemos que mantener la disciplina táctica para así podernos concentrar en nuestro juego. Sabía que cuando lográramos mantenerla iban a caer los goles". Hiddink no quiso explicar con detalle el porqué de sus constantes variaciones técnicas durante el encuentro. Pasó de un 4-4-2 a jugar con dos defensas. "Este es un equipo con muchos delanteros. No hay que ser rígido, y soy de los que piensan que hay que ir modificando la posición de los jugadores conforme va transcurriendo el encuentro. En ese sentido va a haber muchos movimientos durante toda la temporada". José Antonio Irulegui, el entrenador del Villarreal, se mostró orgulloso por el gol y el susto que su equipo dio al Madrid, pero se lamentó de la actuación arbitral, y sobre todo de la expulsión. "Es muy fácil expulsar en el Bernabéu a un jugador del Villarreal. Nos dejaron en inferioridad numérica y a partir de ahí el partido cambió".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 1 de septiembre de 1998