Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

DUO SACAPUNTAS HUMORISTA "Hacer reír a la gente es cosa seria, lo complicado es hacer llorar"

Se conocieron hace casi 20 años en un concurso de humor. Desde entonces, son Manuel Sarria y Juan Rosa sólo para los amigos. Para los demás, son el Dúo Sacapuntas. A golpe de chiste, estos malagueños han hecho algo muy serio: situarse entre los arrancarrisas más populares del país. Pregunta.¿Casi 20 años y viviendo siempre del humor? Manuel Sarria. Sí, lo hemos conseguido y se vive bien, pero es un trabajo más. Los que te ven sólo en el escenario creen que es fácil, pero detrás hay una preparación ardua. Un sketch no es un huevo que se echa a freír. A veces te salen las cosas en dos minutos y otras te llevan mucho tiempo. Hacer reír es cosa seria. Juan Rosa. De todos modos, para nosotros eso es fácil, lo complicado es hacer llorar. MS. Es más fácil porque hacemos un humor basado en situaciones cotidianas, donde el público se siente reflejado. No es un humor enrevesado ni culto porque eso no nos va bien. P. ¿La proliferación de programas de humor perjudica la calidad? MS. Sirve para que haya cantera porque si eres bueno, aprendes mucho. Pero hay muchos programas de televisión regulares que deterioran la calidad, trabajan con presupuestos cortos y entran personas que no son humoristas. A veces funcionan. Pero esto es como cernir arena, se queda en el cedazo el que se tiene que quedar. Esperamos no caer nosotros por el cedazo para abajo. P. ¿Varía mucho el sentido del humor entre zonas geográficas? MS. Creo que en el sur la gente se ríe más por el clima. En el norte, es diferente. JR. Aquí, con el calor, te quedas hasta las cuatro de la mañana contando chistes. No es lo mismo que en un país nórdico donde a las cinco de la tarde tienes que estar en tu casa. El ámbito de comunicación se reduce. P. ¿Tenemos capacidad para reírnos de nosotros mismos? JR. En muy pocos casos, casi siempre nos reímos del otro, del que se cae. Que nos riéramos de nosotros sería la clave, tendríamos mejor sentido del humor. P. ¿Y os habéis reído de vosotros? JR. En Lepe, cuando teníamos que actuar ante 4.500 personas que querían comernos vivos por los chistes que contábamos de su pueblo. Récord de asistencia y diez minutos de abucheos. Al final salimos a hombros y después volvimos muchas veces. P. ¿Si no fuerais el Dúo Sacapuntas que seríais? JR. Pintor de coches que es lo que hacía cuando empecé con esto. MS. Yo ferroviario, seguro. JR. Nuestra profesión es maravillosa, nos gusta, nos pagan y vemos la cara de felicidad de la gente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de agosto de 1998