TOUR 98

Silencio en el equipo Festina

El equipo andorrano calla sobre la detención de uno de sus masajista

Bruno Roussel, director del Festina, convocó ayer a los medios de comunicación presentes en el Tour para decir que no dirá nada porque nada sabe. "El asunto está bajo investigación judicial y hasta que la justicia no resuelva poco podemos añadir", dijo. Uno de los masajistas del conjunto, el belga Willy Voet, seguía ayer detenido en Lille acusado de intentar introducir en Francia unas 400 cajas con sustancias prohibidas. Unas 250 dosis de de EPO y sin cuantificar hormona de crecimiento y testosterona. La aprehensión se produjo cuando cruzaba la frontera franco-belga en un coche oficial del equipo. Lo único que ha trascendido de fuentes oficiales es que está en marcha una investigación judicial, con interrogatorios a varios testigos, y que se seguía analizando el contenido del botín para discernir qué sustancias contenía. La EPO (eritropoyetina) y la hormona de crecimiento son las sustancias más en boga en el medio ciclista y de los deportes de resistencia en general.La noticia eclipsó todas las conversaciones meramente deportivas en las horas previas al inicio del Tour. Los directores de los equipos lamentaron el caso por la publicidad negativa que acarrea a un deporte que ya soporta demasiados sambenitos en los relativo al dopaje. La alarma también cundió entre los responsables médicos de algunos equipos, sometidos al rumor de que a la llegada a Francia (el próximo martes), policías de aduanas estarían esperando para registrar todos los vehículos de la caravana. La situación recuerda a la que se vivió en el Giro de Italia hace dos años, cuando salió de Grecia. También se hizo correr entonces el rumor de posibles registros por parte de la policía de finanzas italiana de los coches a su llegada a la península y se produjeron escenas de comedia con los responsables de los equipos vaciando neveras y bolsas donde podían. El año pasado, la policía italiana, además, desarticuló una red de tráfico de sustancias dopantes en la que estaba implicado un masajista del MG. Los responsables de la marca italiana decidieron no seguir patrocinando el equipo.

Más información
UNA ETAPA PARA LOS VELOCISTAS.

El director general del Tour, Jean Marie Leblanc, mientras, siguió reclamando prudencia en el juicio sobre el asunto Festina. "No tomaremos ninguna medida hasta que no se resuelva la investigación judicial y se conozca el verdadero alcance de los hechos", dijo. "El asunto hasta ahora no afecta al Tour, ni a ninguno de los corredores. Sólo afecta al Festina". La marca de relojes española es uno de los patrocinadores de la carrera. Leblanc también recordó la postura clara de la dirección del Tour sobre el tema del dopaje, su lucha por mantener la ética del deporte, pidió a los directores de los equipos que imitaran al fútbol (ningún control positivo hasta ahora en los 248 controles efectuados) y hasta sacó a colación el falso positivo de Delgado en el Tour de 1988.

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS