Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:

PEPÓN NIETO ACTOR "En mi serie deberían salir también periodistas trepas"

De Pepón Nieto (San Pedro de Alcántara, Málaga, 1967) dicen en Globomedia -productora responsable de la serie Periodistas, donde interpreta a un entrañable becario de la redacción de un periódico ideal que aún confunde el valor de las noticias- que si le da en pantalla "una leche a un niño la gente se pone de parte de Pepón". Subió ayer a Ronda a participar en el curso El auge de la ficción televisiva. Pregunta. Pronto se producirán en España telecomedias de media hora. Dicen que usted sería un espléndido protagonista... Respuesta. Lo que está claro es que para hacer sitcoms en España habría que perder el miedo a la audiencia y abordar nuevos temas y el lenguaje con más libertad para captar otro público. Hay muchos tabús y temor a que alguien se ofenda en las series espñolas. Las americanas son mucho más bestias y el resto de la tele es mucho más cruda. A mí lo que me ofende es tanto no querer ofender a nadie. P. Los productores se quejan de que los actores cobran mucho. R. No lo dirán por mí o por la gente de Periodistas. Sí, están las estrellas que se llevan la mitad del presupuesto de un capítulo... A mí, si me gusta la historia que cuentan lo demás me da igual. Yo nunca he soportado un capítulo de Lina Morgan... P. Y los guionistas de que usted es morcillero. R. Y lo soy. Los guiones de Periodistas la verdad es que están super claros, aunque alguno te llegue una hora antes. Tú sabes cuándo tu personaje no diría jamás cierta frase y discutes. Echo de menos un lenguaje más heavy y realista. Que se pueda mandar a tomar por culo a alguien como en la vida. Y que salgan periodistas trepas. O gente como Mariñas, con el código moral un poco bajo. Que haya en la redacción trepas o hijos de puta. Porque de esos tíos existen muchos en esta profesión como en todas. Y no pasaría nada P. ¿Cómo preparó su personaje de periodistas? R. Mientras Alex (Angulo) o María (Pujalte) se fueron a EL PAÍS a meterse en la redacción, yo me dije: un becario que en su puta vida ha hecho nada, es mejor que no sepa ni lo que es un periódico. Lo único que hice fue convencer a Daniel Écija, el director, de que si iba a estar tantas semanas mejor hacerlo con mi acento andaluz. P. ¿Por qué cree que se hacen series tan edulcoradas? R. Por razones económicas y de audiencia, claro. Los actores en esto somos simples muñecos, pero desde la televisió tenemos cierta obligación, ya que tenemos poder, de hacer algo más que asegurar audiencias. Eso es muy cómodo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 10 de julio de 1998