Seis firmas españolas podrán cotizar en la Bolsa conjunta europea

El anuncio de la alianza entre las bolsas de Londres y Francfort, efectuado el martes, es considerado como el primer paso para la creación de un gran mercado paneuropeo que podrá hacer frente a la hegemonía de Wall Street. De acuerdo con las condiciones de ese mercado, seis empresas españolas cumplen los requisitos fijados para entrar en el índice inicial de las 300 mayores empresas por capitalización bursátil.

Las sociedades españolas Telefónica, BBV, Banco Santander, Endesa, Repsol e Iberdrola se encuentran entre las 300 empresas del mundo por capitalización bursátil , según la última clasificación publicada por la revista estadounidense Business Week, con datos correspondientes al 29 de mayo pasado.Por ello, cumplen los requisitos iniciales para formar parte del índice que se prevé instaurar a primeros de 1999 tras el acuerdo entre las bolsas de Londres y Francfort. Al haber fijado las dos grandes bolsas europeas un número concreto de compañías para su nuevo mercado electrónico conjunto, también podrían incorporarse otras españolas menores, si renuncian a cotizar en ese mercado conjunto algunas de las 300 mayores. De hecho, algunas no cotizan en ninguna Bolsa.

Los operadores españoles han acogido con satisfacción este acuerdo, ya que, en su gran mayoría, consideran que la Bolsa española formará parte del gran mercado paneuropeo de acciones. Para la mayoría de los miembros del mercado de valores, la Bolsa española cuenta con suficiente liquidez y capitalización -los 35 valores del índice selectivo Ibex valían 41,47 billones de pesetas al cierre de ayer- como para formar parte del futuro mercado unificado europeo, que estará en condiciones de competir con la mayor plaza financiera del mundo, la de Nueva York (Wall Street). También los operadores de París, que ve desvanecerse el eje franco-germano-suizo, confían en que esa plaza no quede al margen de la alianza.

El presidente de Banesto Bolsa, Carlos Orduña, aseguró ayer a Efe que la plaza española tiene suficiente tamaño e importancia como para desempeñar un papel en el futuro mercado paneuropeo "sin complejos". El presidente de Renta 4, Juan Carlos Ureta, por su parte,opina que la Bolsa española está en condiciones de unirse a Alemania y el Reino Unido, y recalcó que el mayor reto para acceder a este mercado será consolidar los niveles actuales de liquidez y capitalización bursátil. Añadió que la alianza "es bastante genérica por el momento" y se mostró convencido de que se logrará una interconexión entre todas las plazas europeas, ya que el mercado único implica la unificación de los mercados.

Abaratar costes

Por su parte, el presidente de Crédit Lyonnais Securities, Rafael Sarandeses, dijo que cualquier iniciativa para la unificación de los mercados "tiene interés para la Bolsa española", ya que su objetivo es facilitar el acceso a los mercados y abaratar los costes.Respecto a las bolsas regionales españolas, el presidente de Crédit Lyonnais Securities señaló que en principio no están amenazadas, pese al proceso de mundialización que viven los mercados, ya que continúan siendo una fuente de financiación para las empresas locales. En este sentido, Carlos Orduña, de Banesto Bolsa, dijo que se trata de un problema político de las comunidades autónomas, "pero lo bueno es que están unificadas bajo el sistema de interconexión bursátil, es decir, el mercado continuo", lo que facilitará la integración para la Bolsa española. No obstante, Orduña se mostró partidario de la unificación de todos los mercados financieros españoles, tal y como ha propuesto en alguna ocasión el presidente de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Juan Fernández-Armesto.

El director general del Tesoro, Jaime Caruana, no descarta la posibilidad de que a corto plazo se materialicen nuevos acuerdos entre mercados europeos.

Los operadores alemanes y británicos coincidieron ayer en subrayar el valor positivo de las sinergias que generará la cooperación entre las bolsas de Francfort y Londres en un escenario de unificación financiera como el que requiere la introducción del euro.

Frente a la superioridad cuantitativa de Londres -su capitalización al finalizar mayo ascendía a 2,037 billones de ecus-, Francfort -que tiene una capitalización de 974.557 millones de ecus- puede aportar la particularidad de haber introducido recientemente el primer índice europeo de Bolsa, bautizado como Euro-Stoxx 50, en el que cotizan acciones de diferentes países de la UE.

* Este artículo apareció en la edición impresa del miércoles, 08 de julio de 1998.

Archivado En:

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50