Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP zanja el "caso Dolores" y se centra en asuntos del PSPV

El PP de Alicante anunció ayer que considera "cerrada" la investigación administrativa del llamado caso Dolores, que sigue la vía judicial al descubrirse que la firma Disercón, vinculada al empresario oriolano Ángel Fenoll, pudo haber falsificado un documento oficial para acreditar su catalogación para realizar obras públicas. Para el presidente provincial del PP, Julio de España, ya "estaba claro" que la Diputación, institución que subvencionó en parte las obras, no era responsable del supuesto delito denunciado por el PSPV, limitado a su entender a un error cometido por el secretario del Ayuntamiento de Dolores, que no incluyó en las condiciones del concurso la obligatoriedad de los aspirantes de tener la certificación de Hacienda. Al conocerse el caso, el equipo de gobierno de la Diputación, del PP, se vio forzado a crear una comisión de investigación, que hasta el momento ha arrojado diferente resultado. Para el PP "ha quedado claro que todo ha sido un montaje de los socialistas". "El PSPV", dijo de España, "está tan desesperado por la imagen de corrupción que arrastra que intenta trasladar la idea de que todos los partidos somos lo mismo, y tratar de hacer denuncia de una gestión legal y transparente". La comisión de investigación, con mayoría del PP, analizará ahora expedientes que afectan a municipios socialistas, y a la gestión del ex presidente de la institución, Antonio Mira-Perceval, al que acusa de haber beneficiado a una empresa de transportes con el monopolio de todos los contratos de la Diputación. "Se trata de Hermanos Monllor, de la que forma parte alguien fuertemente relacionado con el PSOE", según de España. La Diputación investigará también las obras adjudicadas a una empresa vinculada al alcalde socialista de Benferri.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 1 de julio de 1998