Anguita afirma que IU ha puesto todo su empeño por recuperar la alcaldía de Córdoba

El coordinador general de Izquierda Unida (IU), Julio Anguita, aseguró ayer que esta organización ha puesto todo su empeño por recuperar la alcaldía de Córdoba en las elecciones municipales del 13 de junio de 1999. Y para argumentar este deseo afirmó que "la presidencia federal de IU ha dado a Córdoba lo mejor que tenía para esas elecciones", dijo Anguita en Córdoba refiriéndose a la portavoz en el Congreso, Rosa Aguilar, que la noche del miércoles fue designada por la asamblea local de esta federación como candidata al sillón municipal cordobés.

Para Anguita, que cerrará en el número 29 la lista que encabece Aguilar, "la importancia de Córdoba para la presidencia federal de IU ha quedado clara" desde el momento en que "ha tenido que colaborar y acceder" a la apuesta que ha hecho la asamblea cordobesa de esta formación por la candidata. Pero adelantó, para evitar suspicacias y comentarios posteriores, que Rosa Aguilar va a seguir desempeñando sus funciones de portavoz en el Congreso de los Diputados hasta las elecciones municipales, "porque no se puede demandar a la presidencia de IU", dijo, "que haga todos los sacrificios". Y como si Rosa Aguilar necesitara promoción en Córdoba, Anguita vendió el producto que presenta Izquierda Unida como el mejor y más beneficioso para Córdoba: "Entiende de problemas de Estado", dijo de su correligionaria. A este respecto, señaló que un Ayuntamiento no es una administración que no tenga nada que ver con las demás, de modo que "una candidata que conozca los entresijos del funcionamiento parlamentario, que conozca cómo funcionan los gobiernos de turno y la mecánica de inserción de la política española en el contexto europeo, tiene una ventaja extraordinaria sobre otros candidatos" que concurran a los comicios de Córdoba. Cogida esta hebra, Anguita añadió que desde la alcaldía se debe hablar de impuestos, de directivas comunitarias, de inserción de la Administración local en la Administración autonómica y de ambas en la Administración central, "y un alcalde de 1999 sabe que la Administración local aislada y sola no va a ningún sitio". El líder de IU y ex alcalde de Córdoba desde 1979 a 1986 indicó que su organización no se plantea las elecciones municipales como una especie de vuelta a casa o porque tenga la necesidad de reforzarse anímicamente con la reconquista de la alcaldía. "Si fuese así sería normal, legítimo, pero a la vez un tanto mezquino", dijo, para matizar que Rosa Aguilar quiere llevar a cabo un proyecto y un programa que hace referencia a la participación ciudadana, a la primacía de lo público y a la posibilidad de que la ciudad se sienta distinta y diferente.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0018, 18 de junio de 1998.