La VI asamblea de EU reabre la crisis y debilita la posición de Joan Ribó

La VI asamblea de Esquerra Unida del País Valencia, que se inició ayer en la localidad valenciana de Torrent, reabrió ayer la crisis interna del partido y demostró las fuertes discrepancias existentes entre las distintas familias que lo componen. Los esfuerzos del presidente de EU, Joan Ribó, por lograr una candidatura de consenso para renovar la dirección del partido y convertir la VI asamblea en un elemento de cohesión tras la marcha de Nova Esquerra saltaron por los aires y debilitaron su posición. Las discrepancias entre el sector más duro de los comunistas y un grupo de independientes, por un lado, y la corriente Esquerra i País, por otro, dieron al traste con la pretendida imagen de unidad. Sin embargo, Ribó logró ratificar su gestión por amplia mayoría. Al finalizar la primera jornada de la asamblea se habían presentado dos listas, una encabezada por Ribó y con holgada mayoría comunista, y otra por el Pasoc. Mientras los integrantes de la corriente Esquerra i País, que dirige Pasqual Mollà, optaban por excluirse de cualquier acuerdo que no fuese el inicial.PÁGINA 6

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 13 de junio de 1998.

Lo más visto en...

Top 50