Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
MUNDIAL DE FRANCIA

"Hemos venido a ganar el Mundial"

El discurso de la selección española se vuelve optimista en su primer día en París

Nada más aterrizar en París, el discurso de la selección española ha dado un vuelco. La discreción y la modestia han dejado paso a la autoestima y a la euforia. Tras su cómoda victoria ante Irlanda del Norte en Santander (4-1), España ha sacado pecho. "Vamos a dar caña y guerra de verdad para ganar el Mundial", apuntó ayer un hombre tan moderado como Guillermo Amor. "Veo un equipo que piensa en la final", dijo alguien tan mesurado como Aguilera. "Hemos venido aquí para ganar el Mundial", agregó el madridista Raúl.Acababan de entrenarse en el estadio Bour Ginonges de Chantilly, a 50 kilómetros de París, y su estado mental era pletórico. Zubizarreta, por su parte, recibió ayer el alta médica tras superar una lesión en el sóleo y ya se ejercitó con el resto de sus compañeros, aunque sin iniciar todavía el trabajo específico de los guardametas. En principio, el portero vasco de la selección estará listo para el debú de España el día 13, en Nantes, ante Nigeria. De esta forma, los 22 internacionales desplazados a Francia, están en condiciones de jugar. El gaditano Kiko también tiene el alta médica aunque pasó una mala noche en su primer día en Chantilly por los dolores que tiene tras las extracción de una muela. Otros tocados, como Hierro, Raúl y Morientes también progresan de sus dolencias.

"Vemos nigerianos por todas partes", declaró el centrocampista del Athletic Julen Guerrero. El seleccionador, Javier Clemente, ya ha comenzado a preparar en serio el partido ante el combinado africano. Salvo sorpresa, el técnico vasco utilizará el mismo dibujo que derrotó a Irlanda del Norte en Santander. Una propuesta muy ofensiva, con cuatro delanteros natos sobre la hierba: dos muy abiertos a los extremos y los otros dos más centrados (uno de ellos de enganche).

Se prevén codazos, sin embargo, para ocupar estos cuatro puestos. Hay ocho hombres preparados para jugar: Etxeberria, Raúl, Guerrero, Kiko, Pizzi, Morientes, Luis Enrique y Alfonso. "Espero que los delanteros nos repartamos los minutos", dijo al respecto Guerrero. "Hacemos mucho desgaste y somos conscientes de que habrá rotaciones", añadió.

En efecto, Clemente es muy partidario del reparto del trabajo, sobre todo en la delantera, pero hay jugadores más en forma que otros. Sobre todo FernandoMorientes, Pizzi, Etxeberria y Luis Enrique. También Guerrero se siente en plena forma. "El Mundial me ha llegado en un buen momento. Ya he superado definitivamente las lesiones en la rodilla", señaló.

Dentro de este estado de ánimo tan optimista, no había lugar para criticar la irregularidad del césped del campo de entrenamiento de Chantilly. "Hemos venido aquí a trabajar. No a quejarnos", sentenció Hierro. Guerrero sí reconoció que había bastante hoyos. "Pero como la hierba está tan alta no hay tanto problema, además nos lo habían puesto tan mal, que ahora pensamos que no es para tanto".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 6 de junio de 1998