Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tarde de buenas noticias

Crivillé gana en Francia y es líder del Mundial de 500cc. La selección sub 21 conquistó el Europeo• Buena parte de la 'armada' española resiste en Roland Carros. Olano derrotó a Jalabert en la Bicicleta Vasca

El Deporte español vivió otra jornada de buenas noticias. A diez días del arranque del Mundial de fútbol, a 13 del debú de la selección de Clemente en dicha competición, la espera se hace llevadera. Nuestros deportistas compiten en todos los frentes y, a la vista de los resultados, en permanente contacto con el éxito. 1998 sigue siendo un año esperanzador que va camino de convertirse en un año récord por la cantidad de triunfos internacionales de nuestros deportistas.

Lejos ya en la memoria la figura hegemónica de Miguel Induráin, el responsable de las mayores satisfacciones del aficionado español en buena parte de la última década del siglo, parece que dar en evidencia que las nuevas generaciones de deportistas están capacitadas para mantener el Deporte español a un buen nivel. Prueba de ello fue la actuación de la selección sub 21 en el Europeo, una selección de menos renombre que alguna de sus predecesoras pero igualmente competente. Prueba de ello lo está siendo también la actuación de la Armada española en el torneo de Roland Garros, donde Moyá y Mantilla ya están en cuartos de final y otros tres tenistas (Clavet, Berasategui y Corretja) están a las puertas de tina clasificación histórica. Prueba de buena salud está siendo la actuación de la se lección de balonmano en el Europeo o la de hockey sobre hierba, clasificada para la final de la Copa del Mundo. Como tampoco se puede olvidar que un español, Shírov, compite por luchar contra el trono de Kaspárov.

De la diversidad, bien vale destacar en esta ocasión al piloto Alex Crivillé, en disposición de competir por la corona de la categoría reina del motociclismo. El esfuerzo de Crivillé, que ayer ganó en Francia y se sitúa en primera posición del Mundial, tiene la dificultad añadida de que lucha contra uno de los grandes de la especialidad.

No está Induráin es cierto, pero, a cambio, hay toda una suerte de sucesores que se sostienen en la élite. No hay descanso para el deporte español. No está Induráin y quien más lo sufre es el ciclismo. Pero hasta el ciclismo vivió una tarde de buenas noticias: apareció Olano, triunfador ante Jalabert en la Bicicleta Vasca.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 1 de junio de 1998