Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una banda inglesa planeaba distribuir en España 150 millones en billetes falsos

En la Costa del Sol, Baleares y Canarias "proliferan" desde hace dos años billetes falsos de 5.000 pesetas, según reconoce la policía. La Brigada de Investigación del Banco de España inició desde entonces una investigación para averiguar el origen de este fraude. Y ahora ha conseguido aclararlo: la imprenta clandestina estaba montada en un garaje de Lincolnshire (Inglaterra), donde se han hallado 150 millones de pesetas en billetes falsos de 5.000, además de las planchas y los fotolitos.La operación ha sido fruto de las pesquisas realizadas en la Costa del Sol, Baleares y Canarias, donde a lo largo de los últimos dos años fueron interceptados 1.923 billetes falsos iguales a los intervenidos ahora. 459 se han localizado en Tenerife, 407 en Lanzarote, 319 en Mallorca, 257 en Las Palmas, 148 en Málaga, 50 en Alicante, 48 en Madrid y el resto corrió de mano en mano hasta acabar en Almería, Barcelona, Murcia, Pamplona y otras ciudades. Otros, posiblemente, siguen en circulación.

La constante aparición de billetes falsos "llegó a causar la alarma" entre tenderos, hosteleros, estanqueros y dueños de discotecas, según uno de los policías que ha participado en la investigación. Durante estos dos años se han detenido en España a más de treinta personas, la mayoría de ellas de nacionalidad británica. Y ésta fue, precisamente, la pista que ha conducido a Linconlshire.

Mediante el cruce de datos, la Brigada de Investigación del Banco de España vio que muchos de los detenidos eran parientes o procedían de la misma región de Inglaterra. Poco a poco, el cerco se estrechó hasta situar el origen del fraude en una imprenta de Lincolnshire dedicada a la falsificación de billetes de 5.000 pesetas, en concreto de la emisión del 12 de octubre de 1992.

Ahora, en la operación han sido detenidos seis británicos y se han intervenido 150 millones de pesetas en billetes falsos, así como las planchas, fotolitos y otros útiles en sendos registros efectuados en Londres y Essex.

Las investigaciones se centraron en grupos de turistas de nacionalidad británica, que residen de forma temporal en esas zonas de España. "Puede que a más de uno le hayan salido gratis las vacaciones aquí, al pagar los gastos con billetes falsos", ironiza uno de los agentes. De hecho, el 17 de noviembre pasado se detuvo en Canarias a una pareja inglesa con 400 de estos billetes.

Aprovechar el turismo

La principal actividad de la banda consistía en la fabricación e introducción de moneda falsa, aprovechando la masiva afluencia de turistas a España, la falsificación de permisos de conducir británicos y certificados de autenticidad de joyas.El grupo, mediante la utilización de técnicas avanzadas, preparaba la introducción en España de centenares de millones de pesetas falsos, como lo demuestra la importante cantidad de billetes intervenidos, unos ya fabricados y otros en fase de elaboración. "Se trata de una falsificación realmente buena, tanto que incluso es difícil descubrirla con luz ultravioleta", afirma un policía.

Los detenidos son Paul Raymond L., al que la policía considera el cerebro de la organización, que fue detenido el pasado día 19; Michael John S., socio del anterior, detenido en Essex; Alexander F.W., detenido en Lincolnshire; Silvia C., hermana de Michael; Alex Whitehill, impresor arrestado en Lincolnshire, y Henry C., marido de Silvia, que controlaba la imprenta.

La policía británica se ha incautado de placas para elaborar certificados de seguros de perlas; una máquina para fabricar planchas metálicas de calor; una máquina Gestetner Litho Press 411CD; depósitos de tinta opaca y botes de polvo termográfico.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de mayo de 1998

Más información

  • Seis británicos detenidos en la Costa del Sol, Mallorca y Canarias