Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BALONMANO

España renuncia a protestar y se concentra en el partido de Hungría

Hay que concentrar la energía en el aspecto puramente deportivo. El seleccionador, Juan de Dios Román, y el presidente de la federación, Jesús López Ricondo, llegaron a esa conclusión y renunciaron a protestar por la extraña decisión de los árbitros, que anularon un gol de Duishebáiev, tras concederlo, en el último segundo del partido frente a Croacia. España está obligada a ganar hoy en Merano (Italia) a Hungría (20.00, La 2) para optar a las dos primeras plazas de su grupo en el Europeo.El árbitro que anuló el gol tras la protesta masiva de los croatas no fue el que estaba en el centro de la pista sino el situado detrás de la portería. Éste no pudo ver si, con el reloj a cero y en una jugada ensayada tras el saque de una falta, el central español había levantado el pie de apoyo en el momento de tirar o después; el vídeo tampoco lo aclara.

Tras la primera indignación, Román renunció a los lamentos: "Las abundantes lesiones y la actuación perjudicial de los árbitros son facetas previsibles de mi trabajo. Ahora pienso en los húngaros, que fueron la revelación en el Mundial de Japón. Nos jugamos todo en este partido". Croacia se enfrenta a Chequia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 31 de mayo de 1998