Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE e IU de Jaén mantienen que la empresa del agua cobra de más

Los grupos de la oposición en el Ayuntamiento de Jaén, IU y PSOE, mantienen que la empresa privada Seragua (filial de FCC), encargada de la gestión desde el pasado mes de julio, está emitiendo facturas abusivas. Esta situación está provocando las quejas de los ciudadanos, que la empresa ha reconocido y minimizado asegurando que de 70 presentadas sólo en una mínima parte tiene la razón el consumidor. Izquierda Unida ha sido el grupo que comenzó a levantar la voz al detectar que se dan casos en los que la facturación incluso triplicaba los costes de meses anteriores. El PSOE también ha señalado esta situación y lo expuso en la comisión de control a Seragua convocada por el concejal de Hacienda, José Alcántara, a raiz de una nota de prensa de IU en la que se advertía que seguían los cobros abusivos ya denunciados a principios de año. A este encuentro no acudieron los concejales de la federación, al considerar que un comunicado no podía ser la base de una reunión. Lo que han pedido es que se celebre otra en la que el orden del día incluya la presentación de un informe sobre las reclamaciones presentadas por los vecinos y en la que se expliquen las incidencias que se están produciendo en el servicio. El equipo de gobierno municipal, del Partido Popular, considera que se está provocando una falsa alarma en la población. Desde Hacienda se defiende que las reclamaciones que se producen ahora, con la empresa privada en marcha, no son superiores en número a las que se registraban cuando la gestión era pública. Izquierda Unida dispone de los recibos de un usuario en los que se demuestra que en un año, de octubre de 1996 al mismo mes de 1997, consumió un total de 111 metros cúbicos de agua. Sólo en el último recibo emitido por Seragua, de octubre a diciembre del año pasado, le han facturado ya un consumo de 81 metros cúbicos. No es este el único caso que conocen. También disponen de documentos de una persona que de un consumo medio de 12 metros cúbicos trimestrales ha pasado a 40.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de mayo de 1998