La reforma del parque del Casino de la Reina incluye una piscina y un centro cultural

El Ayuntamiento ya ha decidido cómo será el futuro parque del Casino de la Reina, enclavado entre la calle del Casino, la ronda de Toledo y la glorieta y calle de Embajadores, en Lavapiés, un barrio de escasísimas zonas verdes y deportivas. La rehabilitación de esta manzana emblemática incluye, además de jardines y paseos arbolados, una piscina cubierta y un centro cultural. El equipo que dirige el concejal de Urbanismo, Ignacio del Río, del PP, ha elegido para regenerar esta parte de Lavapiés el proyecto de los arquitectos Beatriz Matos y Alberto Martínez Castillo.

Más información

Actualmente, este equipo de arquitectos se encarga de la rehabilitación de una parte del Museo del Prado. "La apuesta de este Ayuntamiento es la de contar con arquitectos y arquitectura de peso y de calidad para sus fines", explica el edil de Urbanismo.Para dejar espacio al parque se demolerán cuatro de los ocho edificios con los que actualmente cuenta esta manzana. Se salva de la piqueta lo que queda del palacio del Casino de la Reina, que, debidamente rehabilitado y junto a una nueva construcción anexa (véase gráfico), formará un nuevo centro cultural y social. Tampoco se derriban ni el instituto de bachillerato Cervantes ni dos antiguos pabellones del viejo jardín del Casino de la Reina.

Edificios demolidos

Por el contrario, quedarán reducidos a escombros el edificio de la Veterinaria, que en su día acogió al Patronato de Biología Animal y que ahora, abandonado, sirve de refugio a un grupo de okupas. Asimismo se demolerán las dependencias que tiene allí la Universidad Autónoma y los colegios públicos Santa María y Luis Vives, cuyos alumnos serán trasladados a otros centros.El parque que resulte medirá cerca de 25.000 metros cuadrados. Contará, según figura en el plano, con distintos tipos de parterres, alguno de ellos "olorosos"; con setos de cipreses, praderas de césped y caminos que lo atraviesan. El centro cultural dispondrá de una gran terraza, un gimnasio, una sala de estudios, otra de exposiciones, una biblioteca y un auditorio.

La reforma de esta manzana es un paso más en la transformación entera de Lavapiés, uno de los barrios más degradados de Madrid. La rehabilitación alcanza también a las viviendas. Las instituciones (Ayuntamiento, Comunidad y Ministerio de Fomento) subvencionan hasta con un 60% el coste de los arreglos en la parte del edificio que es común a todos los vecinos y del 50% de las reformas del interior de los pisos. Por ahora, la petición de subvenciones marcha a buen ritmo: a finales de marzo, el 28% de los 725 edificios existentes en el área que se procura arreglar había iniciado los trámites para su rehabilitación. Además, el Ayuntamiento también reforma actualmente las tuberías, los colectores y las aceras de este barrio gracias a 2.000 millones proporcionados por la Unión Europea.

Sobre la firma

Antonio Jiménez Barca

Es reportero de EL PAÍS y escritor. Fue corresponsal en París, Lisboa y São Paulo. También subdirector de Fin de semana. Ha escrito dos novelas, 'Deudas pendientes' (Premio Novela Negra de Gijón), y 'La botella del náufrago', y un libro de no ficción ('Así fue la dictadura'), firmado junto a su compañero y amigo Pablo Ordaz.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción