Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
PRIMERO DE MAYO

Los líderes del PSOE vuelven a la cabeza de la manifestación por primera vez desde 1984

Desde 1984 ningún dirigente del PSOE participaba en la cabecera de las manifestaciones del Primero de Mayo. Ayer lo hicieron por primera vez en una marcha unitaria de UGT y Comisiones Obreras junto a los líderes sindicales. Acudieron su candidato a la presidencia, José Borrell (sólo durante la primera parte, luego voló a Barcelona); el responsable de empleo, Joan Lerma; el secretario general de Madrid, Jaime Lizavessky; el miembro de la ejecutiva Joaquín Leguina, y otros responsables socialistas.El PSOE, con Borrell a la cabeza, quiso hacer patente así la nueva alianza con los sindicatos, con el objetivo nítido de atraer al electorado de izquierda. Recuperó una tradición rota en 1985 cuando se aplicó la reforma de las pensiones y se empezaron a quebrar las fraternales relaciones entre el partido y el sindicato socialistas. A partir de ahí, sólo participaron en el Primero de Mayo algunos dirigentes a título individual. Con la huelga general del 14-D de 1988, que se desarrolló en medio de la unidad de acción entre UGT y CC OO, se produjo otro alejamiento del PSOE que tímidamente corrigieron algunos dirigentes.

Ayer los socialistas caminaron detrás de Cándido Méndez y Antonio Gutiérrez, e iban acompañados de los dirigentes de Nueva Izquierda Diego López Garrido y Cristina Almeida. Izquierda Unida llevaba su propia pancarta sostenida por Julio Anguita y Francisco Frutos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de mayo de 1998