Fría acogida en Granada al estreno del "Llanto" de Bocca

La personal interpretación en danza del poema Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías del bailarín argentino Julio Bocca, uno de los mejores del mundo, tuvo una fría acogida por parte del público granadino que asistió al espectáculo inaugural del Décimo Festival Internacional de Tango en el Palacio de Congresos. La corta duración de esta versión, de apenas 10 minutos, hizo que el público, que esperaba más, mostrase su decepción. El Llanto por la muerte de Ignacio Sánchez Mejías es una apuesta original y arriesgada para el mundo de la danza, ya que Bocca no baila sobre una música o sobre una coreografía, sino sobre el recitado que realiza, sobre el escenario, el actor también argentino Alfredo Alcón. El espectáculo dura lo que dura en leerse el poema. El público, que esperaba un montaje más largo, aplaudió friamente, aunque reconoció el enorme talento de Bocca de llevar un poema a un escenario, sobre el que improvisa los pasos de baile y expresa lo que sugieren los versos de Lorca. Más calurosa fue la reacción ante la interpretación de una orquesta, bajo la dirección de Osvaldo Requena, de los tangos que eran más populares en 1934, año en que Lorca estuvo en Argentina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de abril de 1998.