Críticas a la elección de Armani

Los diseñadores españoles están molestos con la selección de fútbol por haber elegido a Armani, un modisto italiano, para que confeccione el uniforme y la ropa de calle que los jugadores llevarán durante el próximo Mundial de Francia. «Es una vergüenza que esta oportunidad que nos brinda el Mundial para vender la imagen de España no sea aprovechada por nuestros grandes diseñadores», se lamentó ayer Pedro Morago. «Hay que defender lo nuestro aquí y fuera de nuestro país», aseguraron las diseñadoras de la firma Vacas Flacas. El gallego Antonio Pernas se lamenta también de la elección: «Esta medida responde más a intereses políticos que de otro tipo en los que no voy a entrar».

«Hemos elegido a Armani porque ha sido la única firma que se ha ofrecido a hacer el uniforme», explicó ayer un portavoz de la Federación Española de Fútbol. Estas fuentes indicaron que los propietarios de la concesión para España de esta firma -las hermanas Zunzunegui y Ramón Mendoza- se dirigieron a la Federación de Fútbol hace algunos meses para interesarse por el tema. «Nadie más se ha puesto en contacto con nosotros».

La Federación pagará los trajes de la selección aunque Armani hará un precio especial por toda la colección. Un alto ejecutivo de la federación fue quien escogió la ropa. «Sólo dimos unas líneas generales de lo que queríamos. Pedimos que fuera algo clásico». Los futbolistas llevarán una chaqueta azul de tres botones bastante entallada y un pantalón gris de dos pinzas. Para combinar estas dos piezas los jugadores podrán escoger entre dos alternativas: un polo gris o una camisa con corbata.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 21 de abril de 1998.

Lo más visto en...

Top 50