El Alavés se indigesta de goles a costa del Leganés

El Alavés llevaba dos meses a dieta de goles. Ayer se la saltó al marcar tres al Leganés y, como consecuencia, terminó indigestado. Desde el 1 de febrero, el equipo de Mané se alimentaba con un máximo de un tanto por partido y aún así no ha soltado el liderato en este tiempo, echando mano de la mejor defensa del campeonato. Ayer rompió amarras. Se anotó tres goles en menos de media hora, con un alarde de ambición y velocidad. Pero el empacho le sentó mal. Téllez soltó un manotazo sin sentido y se fue a la ducha, y su equipo se perdió en un mar de faltas. El partido terminó ahí.El Alavés, se confirmó una vez más, tiene la suerte de su lado. Se encontró con un rival sin objetivos ni disposición en el campo, ligeramente cabreado y endeble. Además, el Leganés se quedó sin un hombre a los ocho minutos, por una mano tan clara como ingenua del ruso Mej. Qué más querían los hombres de Mané. Añadieron velocidad y juego por las bandas a la presión que ya estaba lanzada desde el primer toque de balón y los resultados llegaron en tromba. Primero Sívori, luego Téllez y por último Serrano demostraron las prisas del Alavés por solucionar la jornada. En realidad, llegado este momento en la temporada, muchos partidos se mueven en función de las ambiciones. Al grupo de Vitoria le sobra; el Leganés no sabe dónde buscarla.

Pero con el marcador ya resuelto y el rival hundido, el Alavés renunció a la fiesta y se lió. El partido se equilibró. Dejó de jugarse en el área madrileña y se trasladó al círculo central. Y ya no se salió de allí más.

El Sevilla, goleado

En otros partidos, el Sevilla continúa. su calvario y fue goleado en Pamplona ante Osasuna, 3-0. El Las Palmas continúa firme en sus aspiraciones de promocionar para el ascenso y derrotó al Ourense, 2-0. El Logroñés dio un gran paso para salvarse al ganar en Alicante, 1-2, al Hércules, que se despide así, en cambio,de sus remotas aspiraciones de promoción para el ascenso.

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 04 de abril de 1998.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete
Lo más visto en...Top 50