Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LIGA DE CAMPEONES CUARTOS DE FINAL

Karembeu cumple parte de su sueño

Christian Karembeu debutó ayer en la Liga de Campeones. El Nantes primero y la Sampdoria después no le dieron esa oportunidad, que él esperaba desde niño, en su tierra, en una pequeña isla de las Antillas francesas. Un día soñó jugar en el Madrid y ganar la Copa de Europa. Ayer su sueño se hizo en parte realidad, debutó en la Liga de Campeones y marcó su primer gol, que entreabre las puertas de semifinales.Cuando Karembeu marcó corrió rápidamente hacia el banquillo y se abrazó a su entrenador. "Este gol es para él, porque Heynckes me ha ayudado mucho en mis primeras semanas en el equipo. Me ha dado su confianza y su apoyo y yo se lo quería agradecer de esta manera". Karembeu también se acordó de su compañero Aitor Karanka. Karembeu llamó por teléfono a Karanka y también para él fue parte de su gol. "Aitor, nos hubiera gustado que hoy hubieras estado con nosotros", le dijo.

Karembeu explicó que su gol tuvo que ver con la complicidad que existe entre él y Seedorf. "Yo estaba al borde del área, algo desmarcado y vi a Clarence con el balón. Pensé si me mira lo puedo intentar. Entonces él se dio cuenta de que yo estaba allí, me pasó el balón, giré la cabeza a la derecha y vi que los dos defensores estaban un poco separados, así que decidí lanzarme todo lo recto que pudiera. Me salió bien".

El otro debutante en la Liga de Campeones, el brasileño Savio, no marcó pero realizó una brillante actuación. "Estoy muy contento con el partido. Creo que era muy importante para nosotros jugar hoy bien. El equipo necesita mantener una línea más regular. Creo que después del encuentro contra el Mallorca y ahora frente al Leverkussen estamos cogiendo poco a poco una línea bastante regular, que debemos de intentar mantener". Y añadió:

"Yo personalmente me he sentido bastante bien, aunque estoy muy cansado. Los jugadores alemanes son físicamente muy fuertes y nos ha tocado luchar y pelear mucho".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 5 de marzo de 1998