Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NECROLÓGICAS

Angel Caffarena, editor de poesía y poeta

El editor, poeta y académico de Bellas Artes de San Telmo Ángel Caffarena Such fue enterrado ayer en el cementerio de San Gabriel, de Málaga, entre una nutrida representación de los miembros de la cultura y la política local. Caffarena falleció el miércoles, a los 84 años, tras penosa enfermedad.Si bien nunca fue un poeta de relumbrón, su labor titánica como editor de poesía al frente de la imprenta Dardo, donde nació la revista Litoral en 1927, hizo que en sus cuidadísimos libros de poesía publicara la práctica totalidad de la poesía en lengua castellana de la segunda mitad del siglo. Nombrado hijo predilecto por el Ayuntamiento de Málaga, cuya medalla poseía, Caffarena fue el más destacado representante de una fértil y exquista tradición impresora malagueña, donde nombres como los de Emilio Prados, Manuel Altolaguirre, Bernabé Fernández Canivell, Lorenzo Saval, Salvador López Becerra, Francisco Peralto o Rafael Inglada han creado magisterio. Patrocinados por él o pagados por sus autores, publicar en alguna de las colecciones que abrió Caffarena se convirtió en un lujo. Los cuadernos de María José, de María Cristina o de María Isabel, colección Almoraduj, Cuadernos del Sur, colecciones facsímiles, acogieron a poetas como Dámaso Alonso, Alberti, Prados, Altolaguirre, Lorca, Valente, Gimferrer, María Victoria Atencia, Villena, Kavafis y un largo etcétera. Afable, fantasioso, culto, entusiasta, Caffarena fue un símbolo de una Málaga dada a la poesía entendida como lujo y entrega.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 27 de febrero de 1998