Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL 24ª JORNADA DE LIGA

Dialminha: "Prefiero ganar a marcar"

El centrocampista brasileño del Deportivo Djalminha marcó el segundo gol de su equipo. Supuso la segunda ventaja del conjunto gallego en el marcador. Fue un tanto de bella factura, de los que a él le gustan, pero aun así el brasileño abandonó las instalaciones de Riazor cabizbajo. "Ha sido un gran gol pero hubiera preferido no haberlo marcado y haber ganado el partido. Prefiero ganar a marcar".

El jugador deportivista se lamentó porque a su juicio su equipo dejó escapar una gran oportunidad para alzarse con la victoria. "Lo teníamos todo para ganar y hemos desaprovechado una gran ocasión para sumar tres puntos más".

Djalminha, con su labor en el encuentro con el Madrid, presentó ayer ante Mario Zagallo su candidatura a integrar la selección brasileña que el próximo mes de junio acudirá al Mundial de Francia. La lesión de su compatriota Juninho, jugador del Atlético de Madrid, le abre las puertas del conjunto nacional.

El buen juego que está desplegando el futbolista en los últimos partidos con el Deportivo le avalan. Ayer marcó un espectacular gol. Redondo perdió un balón que él aprovechó al borde del área, desde donde lanzó un potente tiro a la escuadra de la portería de Cañizares. En los inicios de la Liga también logró un espectacular penalti a lo Panenka. Y ante el Zaragoza otro tanto con una elogiable vaselina.

Djalminha también parece empeñado en convertirse en el sucesor de Rivaldo en el equipo de A Coruña. Es el fichaje más caro del Deportivo -1.500 millones de pesetas-, pero la fama que le precedió no fue suficiente para que la afición gallega reconociera en él al jugador que debía sustituir en sus preferencias a Rivaldo.

Durante los primeros meses de su estancia en las filas del equipo de Riazor, Djalminha adquirió fama de vago y díscolo. Su amistad con Fran y sus espectaculares goles le han hecho reencontrarse con su juego y con su afición.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 9 de febrero de 1998