Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los médicos ordenan reposo a Raúl

El jugador estará de baja dos semanas por molestias en el pubis

Raúl no jugará el domingo ante el Deportivo de A Coruña. Los médicos del Real Madrid han ordenado reposo absoluto al jugador, que viene arrastrando desde hace mucho tiempo molestias en el pubis. Éstas se han agravado en los últimos días por los numerosos partidos que ha tenido que afrontar y el poco descanso del que ha disfrutado.

Alfonso del Corral, el jefe de los servicios médicos del club, examinó al delantero tras el partido del lunes ante el Valencia y le recomendó descanso. Del Corral teme que Raúl, de seguir con su frenética actividad, tenga que pasar por el quirófano para solucionar sus problemas.

Raúl no se entrenará durante los dos próximos días y a finales de semana se le pondrá un tratamiento que tendrá que seguir durante dos o tres semanas. Por ese motivo es necesario que al menos descanse el domingo. Luego se decidirá si puede volver a la actividad o, por el contrario, tiene que continuar con el reposo. El delantero regresó con muchas molestias del encuentro que disputó con la selección española ante Francia, en la inauguración del estadio de París. Aun así, jugó contra el Valencia. Heynckes temió por su concurso, pero Raúl le dijo que estaba dispuesto a jugar porque sabía la importancia que el encuentro tenía para el Madrid.

El mismo lunes por la mañana el delantero dejó la concentración madridista y se marchó en un taxi hasta la Ciudad Deportiva para seguir un tratamiento especial que le permitió horas más tarde saltar al terreno de juego.

Heynckes, en la conferencia que siguió al partido contra el Valencia, resaltó el esfuerzo realizado por Raúl. "Todos sabemos el carácter que tiene, pero lo ha pasado muy mal porque tenía muchas molestias". El jugador fue protestado por un amplio sector del público, descontento con su juego.

El Real Madrid también está pendiente de Fernando Hierro y Aitor Karanka. Sus lesiones evolucionan favorablemente y los pronósticos más optimistas indican que jugarán en Riazor, con lo que la defensa recuperará su solidez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 4 de febrero de 1998