Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL 23ª JORNADA DE LIGA

Juninho sufre rotura de peroné

El brasileño estará entre tres y cinco meses de baja. "Doctor, ¿y el Mundial?", dijo nada más conocer el alcance de su lesión. Michel: "Mi entrada era de roja"

Nunca una internada le había salido tan cara. Juninho se rompió ayer el peroné de su pierna izquierda. En el mejor de los casos, el brasileño tendrá que estar de baja tres meses. Pero lo normal es que su periodo de inactividad sea mayor, cinco meses. Michel Salgado, el autor de la entrada que provocó su lesión, no recibió siquiera una tarjeta amarilla. Le entró por detrás sin opción de llegar al balón, le clavó los tacos cuando Juninho se plantaba franco y solo ante Dutruel... pero Gracia Redondo, el árbitro del encuentro, dejó todo en una falta. Al brasileño, la verdad, el poco castigo a su agresor le trajo sin cuidado. Su obsesión era otra. "Doctor, ¿y el Mundial?", eran las únicas palabras que salían de su boca cuando, ya en Madrid, unas radiografías confirmaban la gravedad de su percance.

Todo sucedió a falta de 20 minutos para la conclusión del encuentro. Juninho hizo la pared con José Mari y se fue a toda velocidad hacia la puerta de Dutruel. Entonces, Michel Salgado, en su afán por evitar el gol, se lanzó a por él a la desesperada. Sus tacos se clavaron en el tobillo izquierdo de Juninho, que se dobló aparatosamente. Gracia Redondo no pitó ni falta. Aunque luego, tras consultar con su auxiliar, sí. Pero no mostró al infractor ni siquiera una tarjeta amarilla. Michel Salgado fue sincero: "Merecí la expulsión; mi entrada era de roja". Pero la preocupación del vigués otra: "Lo único que me porta es Juninho, que su lesión no sea grave. Noté que le clavé los tacos, pero no fui a lesionarle". El jugador acudió en cuanto concluyó el partido a interesarse por el brasileño y a pedirle perdón.

José María Villalón, el jefe de los servicios médicos, no pudo hacer una exploración clara, pero ya se temía lo peor: "La impresión no es buena. El jugador tiene muchos dolores en el peroné. No se puede establecer un diagnóstico concreto porque la zona está muy inflamada. Pero si se confirma la rotura, el tiempo de recuperación será superior a tres meses. Me gustaría equivocarme, pero ...".

Juninho llegó a Madrid con el pie vendado. Y ayudado por unas muletas acudió enseguida a la clínica Mafpre, donde se lo realizaron unas radiografías. El doctor Pedro Guillén, jefe de traumatología de la citada clínica, confirmó la mala noticia: "Sufre una fractura de luxación de tobillo. Fractura de peroné. Hay que operarle, y si puede ser, mañana mismo [por hoy]".

El galeno, curtido en este tipo de percances, habló de "cinco meses" como periodo normal de recuperación. Aunque recordó lo que le sucedió hace un par de temporadas a Juan Carlos [entonces en el Atlético y ahora en el Valladolid] para mirar el percance con mayor optimismo: "El se recuperó en tres meses". Según Guillén, ayuda el hecho de que la lesión se haya producido en un tobillo que no había estado dañado antes. "Es un tobillo virgen y eso admite una mejor recuperación", añadió.

Juninho se quedó hundido tras conocer la gravedad de la lesión."¿Doctor?, y el Mundial". Sabe que se perderá prácticamente lo que queda de temporada y que posiblemente también se quedará fuera de la lista de Brasil para el Mundial 98.

La lesión de Juninho desató las iras de los rojiblancos. Ya no tanto por el suceso, sino porque Gracia Redondo no lo castigó cómo se debía. Radomir Antic fue el más duro: "Alguien tendrá que explicarme cómo tengo un jugador con una pierna rota. La forma en la que Gracia Redondo ha resuelto la jugada ha sido la de un cobarde".

El caso es que Juninho, en el mejor de los casos, no podrá volver a jugar con el Atlético hasta el mes de mayo. La Liga concluye el día 17 de ese mes. Es decir, la temporada con el clud rojiblanco ya se ha acabado para el brasileño. Juninho quiso fichar por el Atlético como su escaparate para el Mundial. Pero esta lesión probablemente ya le impida que Mario Zagallo, el entrenador de Brasil, se acuerde de él.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 2 de febrero de 1998