Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El FMI crea un nuevo sistema de créditos a corto plazo para países con dificultades

El Fondo Monetario Internacional (FMI) decidió ayer la creación de un nuevo mecanismo de ayuda a países que se enfrenten al mismo tiempo a problemas financieros a corto plazo y a la desconfianza de los mercados. Ese mecanismo se denomina Facilidad de Reserva Suplementaria (SRF, en sus siglas en inglés) y, según la nota oficial el FMI difundida en Washington, tiene como misión "proveer de asistencia financiera a los países miembros que experimenten dificultades excepcionales en su balanza de pagos". En el contexto de inestabilidad que vive el sureste asiático, Filipinas abrirá en enero negociaciones con el FMI para obtener un préstamo a corto plazo.

La creación del mecanismo de Facilidad de Reserva Suplementaria forma parte de la política del Fondo Monetario Internacional para ayudar a los países miembros a que apliquen políticas que puedan prevenir la aparición de crisis financieras contagiosas. La concesión de la ayuda estará condicionada a que el país solicitante aplique con urgencia políticas a corto plazo que corrijan lo antes posible sus dificultades en la balanza de pagos.Las inquietudes creadas por la actual situación de varios países asiáticos no son ajenas a la puesta en pie de este sistema, cuyo objetivo es que los países con problemas puedan hacer frente a sus necesidades de financiación en circunstancias de pérdida de confianza de los mercados financieros.

El FMI, tras estudiar las necesidades financieras, la capacidad de reembolso y la credibilidad del programa de recuperación del solicitante, determinará caso por caso la cuantía de los préstamos que realizará a los países en crisis que recurran al nuevo procedimiento.

El crédito se extenderá a lo largo de un año y estará disponible en dos o más entregas. La primera entrega podrá utilizarse desde la aprobación de la ayuda.

Coincidiendo con la decisión tomada ayer por el FMI, fuentes oficiales del Gobierno de Filipinas anunciaron que negociarán con la institución multinacional un préstamo a corto plazo, a partir del próximo mes de enero. A pesar del anuncio, el peso filipino continuó su caída, lo que obligó a intervenir en su defensa al banco central del país. El peso inició su carrera a la baja en julio y ha perdido casi un 13% de su valor en la última semana.

Otras divisas del sureste asiático vivieron una jornada de recuperación. La primera aparición en público del presidente Suharto, de Indonesia, devolvió la calma a su divisa, la rupia, que cotizaba a 5. 100 por dólar. También subieron el baht de Tailandía y el dólar de Taiwan.

En este marco de inestabilidad, el oro recupera su valor refugio. Su precio, que la semana pasada fue el más bajo de los últimos 18 años, cerraba ayer con un incremento de cinco dólares y llegaba a 289,10 dólares (unas 43.300 pesetas) por onza.

Los rumores sobre una intervención del Banco de Japón vendiendo dólares para sostener la cotización del yen y la reducción de impuestos anunciada por el Gobierno, impidieron que el dólar lograra una mayor subida frente a la divisa japonesa. A media tarde en Tokio, el dólar se cambiaba a 127,33 yenes, frente a 126,97 a primera hora de la mañana.

El Ministerio de Finanzas nipón reconoció ayer un excedente comercial de 1,06 billones de yenes (1, 17 billones de pesetas) en noviembre, lo que supone un aumento del 58,7% respecto al mismo mes del año anterior.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 19 de diciembre de 1997

Más información

  • Filipinas anuncia que negociará un préstamo internacional desde enero próximo