Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP negocia comprar viviendas embargadas para realojamientos

El concejal de Urbanismo, Ignacio del Río, asegura que el Ayuntamiento de la capital está negociando un convenio con Caja de Madrid para comprarle a esta entidad pisos baratos que posee por la ejecución de hipotecas y alquilárselos a chabolistas, según Europa Press.Estas viviendas embargadas a sus dueños por impago del crédito hipotecario irían destinadas a parte de las 300 familias chabolistas aún pendientes de la vivienda digna que el Consorcio para el Realojamiento de la Población Marginada prometió en 1986 a los habitantes de 2.186 chamizos.

La mayor parte de las 1.800 familias que ya han sido realojadas por el Consorcio habitan viviendas sociales, en bloques o en campamentos de prefabricados o casas bajas. Pero, además, desde hace dos años el Consorcio adquiere pisos en el mercado libre a precios entre los ocho y los diez millones de pesetas para alquilárselos a estos chabolistas a precios de vivienda social. Este acuerdo en ciernes con Caja de Madrid ofrecería otra vía para obtener pisos baratos y concluir así este programa de realojamiento cuyo fin está previsto para el año próximo.

Las Mimbreras

Con ese mismo objetivo, cumplir con lo acordado en 1986, el Gobierno municipal está ampliando el campamento de Las Mimbreras, en un aislado páramo junto al aeródromo de Cuatro Vientos (distrito de Latina). Donde ahora viven 55 familias en prefabricados, en primavera habitarán 72 más en casas bajas de ladrillo.La obra de Las Mimbreras ha levantado las críticas de Izquierda Unida, que pide su paralización por considerarlo "un gueto, que fomenta la exclusión y la marginalidad", según la agencia Efe. La diputada regional de esta coalición, Virginia Díaz, se pregunta "qué tipo de integración se fomenta entre los niños de este poblado, que sólo se relacionan entre ellos".

Del Río, por su parte, afirma: "La izquierda nos critica por el nuevo asentamiento de Las Mimbreras sin querer aceptar que allí habrá auténticas casas. Estamos invirtiendo ocho millones de pesetas en cada vivienda de ese asentamiento".

El grupo municipal de IU también ha criticado esta obra por el convenio firmado por el Ayuntamiento con la empresa que la ejecuta, Nurín, SA. El consistorio cedió a esta compañía una parcela donde levantará 172 pisos de precio libre a cambio del solar de Las Mimbreras y de la edificación de las 72 casas bajas.

Una vez que las 2.186 familias chabolistas censadas en 1986 estén ya realojadas todavía quedará cerca de otro millar que, como levantaron sus chamizos después de esa fecha, no están incluidos en los programas de vivienda del Consorcio. Los núcleos mayores son los de Pitis, con un centenar de familias portuguesas; Cañada Real (50 familias aunque existe un compromiso de realojamiento con 23); El Salobral, en Villaverde, con más de 200, y el Pozo del Huevo, en Vallecas Villa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 9 de diciembre de 1997