El turismo impulsa el superávit corriente a 586.000 millones hasta septiembre

Los ingresos netos por turismo, que han mantenido un aumento sostenido del 15% en los nueve primeros meses de este año, han supuesto el principal impulso para que la balanza por cuenta corriente haya arrojado un superávit de 586.000 millones de pesetas en los nueve primeros meses del año. Junto al turismo, también han influido la reducción del 10% del déficit comercial y el aumento del superávit de transferencias. En el mismo periodo del año anterior el superávit corriente fue de 82.300 millones de pesetas.En el mes de septiembre, el superávit corriente fue de 21.100 millones de pesetas, inferior a los 69.700 millones de pesetas del mismo mes del año anterior. Por su parte, la reducción del déficit comercial (que a final de septiembre se situó en 1,4 billones de pesetas) es consecuencia de un mayor crecimiento de las exportaciones (el 18%) y de un crecimiento de las importaciones del 14%.

El turismo, ha sido examinado estos días en el Congreso Nacional de Turismo que se ha celebrado en Madrid. Ayer, el secretario de Estado de Comercio, Turismo y Pymes, José Manuel Fernández Norniella, presentó un plan de 23 medidas que pretenden "sentar las bases del turismo del comienzo del siglo XXI". Este plan, según Fernández Norniella, recoge las ideas aportadas por el propio sector durante las 14 jornadas informativas preparatorias que se han celebrado en 10 comunidades autónomas y en las que han participado 1.500 especialistas en los últimos meses.

El objetivo es que el turismo no pierda peso en el Producto Interior Bruto. Actualmente el sector del turismo supone el 10,5% del PIB, es la primera industria nacional y da empleo al 9,5% de la población ocupada española. Según Norniella, las medidas se implantarán entre 1998 y 1999.

Una de las medidas persigue que el tipo reducido de IVA que se aplica en España al sector se extienda al resto de la UE. Con ello se pretende despejar el riesgo de que el proceso de armonización fiscal pueda desembocar en la aprobación de tipos superiores a los españoles.

Otra de las medidas será la implantación de nuevas fórmulas de turismo social que completen el actual sistema de vacaciones del Inserso. El objetivo es crear un sistema de ahorro bonificado que permita comprar paquetes turísticos fuera de temporada, para lograr desestacionalizar el turismo, uno de los retos a conseguir.

EL PAÍS de la mañana

Despiértate con el análisis del día por Berna González Harbour
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS