Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La 2 estrena 'Tocao del ala', una comedia con el sello del guionista Joaquín Oristrell

, Fernando Contreras (Ferrán Rañé) regresa a casa después de estar ingresado seis meses en un psiquiátrico a causa de una locura transitoria motivada por el estrés. En el hogar, le recibe su familia. La primera sorpresa con la que se encuentran es que Fernando no parece el mismo. La enfermedad ha transformado a quien era un circunspecto hombre de negocios en una persona desinhibida y franca. Tocao del ala, una serie escrita por Joaquín Oristrell y dirigida por Lluís Maria Güell, se estrena en La 2 de TVE el domingo por la noche.

En el reparto fijo están, además de Rafié y Loscos, Blanca Apilánez, en el papel de Teresa, la esposa de Fernando; Matilde Conesa, que encarna a Rosa, la madre; Pep Munné, que es Javier, el hermano divorciado; Montse Pérez (Asunción), la hermana soltera; Lluís Ferrer (Carlos), el sobrino adolescente, y José María Escuer, que interpreta a José, el padre fallecido hace siete años y que sólo Fernando puede ver e incluso mantiene con él largos e ingeniosos diálogos. Además de ellos, otros actores entrarán en la trama circunstancialmente y, a menudo, serán los desencadenantes de nuevos conflictos.Tocao del ala, con 13 capítulos de media hora de duración, ha sido grabada en los estudios de TVE en Cataluña. En la producción ha participado Ovideo TV, y la serie ha recibido una subvención de 80 millones de pesetas de la Generalitat de Cataluña. Poreste motivo, en Cataluña se emitirá en catalán.

Güell define la serie como "una comedia clásica", en el sentido de que combina "humor y sentimientos". También habla de ella como "una serie cerrada", porque no tiene solución de continuidad, al contrario de lo que sucede en otras producciones, cuya trama puede seguir "hasta que el público dice basta". "Los 13 capítulos están definidos y escritos desde el principio", explica el director. Rañé, por su parte, destaca el "guión sólido, potente, con un punto de vista diferente, que ha colocado a los actores ante dificultades creativas". Güell añade que precisamente esas dificultades de las que habla Rañé están principalmente en el papel que encarna él, y que le obliga a pasar en un instante de la euforia a la depresión.

La teleserie discurre en una pequeña población indeterminada de la costa mediterránea, dedicada al turismo, donde la familia Contreras posee un taller de automóviles. En el primer capítulo, Bajo un cerezo en flor, el espectador tendrá todas las claves para seguir los próximos capítulos. Fernando, acompañado por su esposa, llega a casa, un chalé con jardín. Allí, su madre le ha preparado canelones y paella, sus dos platos preferidos. Pero, sorpresa, Fernando se ha vuelto vegetariano. Eso provoca el primer desconcierto entre sus allegados, pero no el último. Los comensales irán descubriendo al nuevo Fernando, incluso su mujer, que estuvo a punto de separarse de él antes del ataque y que en estos meses ha mantenido relaciones con su cuñado, Javier.

Una curiosidad. En la vida real, reveló Rañé en la presentación de la serie, él y la actriz que interpreta a su esposa, Blanca Apilánez, han "escrito el capítulo 14". Han formado pareja y acaban de tener un niño.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 15 de noviembre de 1997

Más información

  • La serie, de 13 capítulos cerrados, se emitirá los domingos por la noche