Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Parlamento de Australia aprueba la cumbre nacional sobre la república

El movimiento republicano australiano recibió ayer un vigoroso impulso con la aprobación en el Parlamento de Canberra de la celebración a mediados del año que viene de una cumbre nacional sobre la república, con representantes elegidos por los ciudadanos. Los partidarios de abolir la monarquía -la reina Isabel II sigue siendo formalmente jefa de Estado en Australia- pretenden convocar un referéndum antes de que finalice el siglo XX.El primer ministro australiano, el liberal John Howard, se comprometió ante el Parlamento a que la mitad de los 172 delegados en la cumbre nacional sean designados por los electores, a través de un sistema de voto voluntario por correo, a finales del presente año. Howard, firme defensor de la monarquía, formará parte de los 76 delegados designados por el Gobierno, entre los que figurarán también representantes de la oposición.

"La falsa polémica ha terminado", afirmó Howard, quien intentó sin éxito limitar la capacidad de decisión de la cumbre nacional. "Ahora podremos tener la oportunidad de verificar en las urnas el apoyo que tienen los republicanos", agregó.

El primer ministro había amenazado con cancelar la cumbre si la oposición laborista seguía insistiendo en convocar una consulta nacional para elegir a los delegados. Finalmente, los parlamentarios verdes e independientes apoyaron las tesis del Gobierno, que reconoció que la paralización de la conferencia nacional podría dar un nuevo -impulso a la causa republicana.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 29 de agosto de 1997