GENTE

EL DICTADOR SE QUEDA SIN HONORES

La Cámara Municipal de Santa Comba Dao (centro de Portugal) ha rechazado la iniciativa de levantar una estatua y un museo en honor del dictador portugués Antonio de Oliveira Salazar, que gobernó el país durante más de 40 años. El presidente de la Cámara Municipal (alcalde) de Santa Comba Dao, Orlando Mendes, declaró al periódico Público que "por el hecho de que Salazar haya nacido en el concejo (en la aldea de Vimieiro) no hay que construir un museo y una estatua en su memoria". La iniciativa partió del Núcleo de Estudios Oliveira Salazar, que reúne a los seguidores del gobernante fallecido en julio de 1970 que llegó al poder tras el golpe militar del 28 de mayo de 1926 Mendes dijo que ese proyecto "causaría con seguridad problemas con la población y hasta desde el punto de vista constitucional". Un anterior monumento levantado en memoria de Salazar, que dejó el poder tras sufrir un traumatismo craneal en septiembre de 1968, fue destruido por una bomba después de la revolución del 25 de abril de 1974, que devolvió las libertades democráticas al país.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 03 de agosto de 1997.