TOUR DE FRANCIA 97

UNA CONTRARRELOJ PARA RETOCAR POSICIONES

La última contrarreloj llega siempre demasiado tarde. Salvo en la edición de 1989, cuando LeMond le arrebató el triunfo a Fignon por ocho segundos, se ha convertido en un mero trámite. Así será, salvo para Olano y Escartín, en disputa por el cuarto puesto. La crono, en pleno Disneylandia, tiene un perfil totalmente llano.

Más información
La etapa histórica que no fue

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS