Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
GENTE

DORMIR CON EL ENEMIGO POLÍTICO

El ganadero colombiano Lucas Caballero Reyes, ex esposo de la actual ministra de Relaciones Exteriores de su país, María Emma Mejía, ha confesado que tomó la decisión de separarse de ella porque era "muy difícil dormir con el enemigo". Reyes aclaró que el enemigo era él, y no la ministra, con quien estuvo casado 15 años -hasta 1995, cuando la ministra ejercía el cargo de embajadora de Colombia en Madrid-."Hubo un deterioro de las relaciones ", reconoce el criador de reses bravas al diario de Bogotá El Espectador, ya que "María Emma se dejó seducir pior el trabajo y creo que llegue a ser un estorbo". Reyes asegura que, con algunas excepciones, no cree en los políticos, que, en su opinión, "son cerebros musgosos, sin asidero". Esta misérrima y descarnada visión que tiene de los que se dedican a la cosa pública le llevó a concluir que sería muy difícil para su entonces mujer convivir con el enemigo, pues, dice, "mi escepticismo tiene límites de peligro". "Cuando María Emina llegue al palacio de Nariño [sede de la presidencia de la República] espero que nos dé a Pedro [su único hijo] y a mí un lugar en el Observatorio [astronómico], que es el que merecemos", reclama, sin embargo, el ganadero colombiano.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 22 de julio de 1997