El Athletic ficha a Roberto Ríos

El Athletic ha decidido acceder al fichaje del jugador del Betis Roberto Ríos, para lo cual hará efectiva hoy su decisión de acceder a abonar Ia cláusula de rescisión del contrato, que asciende a 2.000 millones. Ante el acuerdo logrado por el Betis con el jugador para que aclare su futuro antes de la presentación del equipo, el conjunto rojiblanco ha decidido solventar el fichaje sin forzar una negociación imposible.

El conjunto rojiblanco ha tenido que acceder a un escenario final que tenía previsto desde hace quince días, cuando alcanzó un acuerdo financiero con el BBV y la BBK, a partes iguales, para sufragar los 2.000 millones estipulados en la cláusula de rescisión del contrato del jugador. José María Arrate quería tener cubierta la situación más adversa si Ruiz de Lopera no se avenía a un traspaso convenido. A partir de ahí, el Athletic diseñó su estrategia negociadora, una vez garantizado el interés deRoberto Ríos por retornar al País Vasco y enrolarse en el Athletic.En esos momentos Arrate tenía el principio y el final de la tarea a buen recaudo: el acuerdo del jugador y la financiación crediticia del peor escenario posible. Y empezó el juego. Primero, el Athletic ofreció al Betis 1.500 millones de pesetas que Ruiz de Lopera, sabedor del. interés rojiblanco rechazó de plano. La llegada de Luis Aragonés obligó al presidente verdiblanco a enseñar algunas cartas. El mago de Hortaleza exigió garantías en la defensa ante la posible marcha de Ríos al Athletic. Lopera acordó un fichaje condicionado de Solozábal y contrató al valencianista Otero, para cubrirse las espaldas y tranquilizar a su nuevo técnico. El mandatario verdiblanco, cada vez más convencido de la pérdida de Ríos, buscó el último golpe de efecto con una nueva oferta de ampliación del contrato a Ríos, que sin embargo el jugador acogió con desagrado. En ese momento, Ríos decidió que o se iba al Athletic o se quedaba en el Betis en las condiciones anteriores a la propuesta del Consejo de Administración, a la espera de nuevas situaciones en anos próximos. Las interferencias del Real Madrid, Manchester United o incluso del Barcelona no han afectado a la posición del Athletic que contaba con la anuencia firme del jugador desde un principio. Ruiz de Lopera jugó con la nueva oferta a Ríos una baza de cara a la galería para marginar cualquier duda respecto a la intensidad por retenerlo. Sin embargo el acuerdo logrado para que Ríos respondiera a su oferta de forma sincera y definitiva antes de a presentación del equipo, ha obligado al Athletic a adelantar una operación que preveía alargar en busca de reblandecer la postura del Betís. Ante ello la directiva ha decidido cerrar la operación más significativa económicamente de su historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 18 de julio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50