Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
TOUR DE FRANCIA 97

"Puede ganar seis"

Hinault ve a Ullrich capaz de superar a los cuatro grandes

Bernard Hinault ya ha dado el pistoletazo de salida y el juego ya ha comenzado. "UlIrich puede hacerlo mejor que nadie en la historia, puede ganar seis o siete Tours". La rápida previsión de uno de los cuatro del club de los cinco Tours con Anquetil, Merckx e Induráin, un hombre siempre reacio a pensar que su sucesor llegaría a nacer alguna vez, ha disparado las expectativas. Igual pasó en el mundo del golf cuando Jack Nicklaus auguró que Tiger Woods ganaría 10 Masters. La comparación es inevitable: el golfista norteamericano y el ciclista alemán son dos jóvenes que han irrumpido con una fuerza descomunal y una frescura desconocida en dos deportes asentados en la tradición. Y en los tiempos que corren, en que la juventud es una virtud, nadie duda que el cuento de hadas que ha vivido Woods lo repetirá el joven educado en la austeridad del sistema deportivo de la Alemania del Este.La dirección del Telekom ya ha anunciado que revisará próximamamente al alza el contrato de Ullrich, que concluye en diciembre de 1998. Alemania, por otra parte, es el mayor mercado deportivo europeo, pero el ciclismo, falto de figuras que ofrecer, siempre había sido un segmento pobre. La irrupción de UlIrich llega a un mercado virgen: difícil imaginar los límites de las ofertas publicitarias que recibirá. Y los de la reactivación del ciclismo profesional en el potente país. Ya han anunciado que el próximo año volverá a celebrarse la Vuelta a Alemania, desaparecida hace años del calendario.

Sí, la comparación con Tiger Woods funciona, pero hay una gran diferencia: Ullrich no ha inventado nada. Aunque su objetivo sea la revolución del ciclismo, aún está siguiendo los pasos de los grandes del pasado. Ni siquiera es el más joven entre los grandes que se ha vestido con el maillot amarillo. UlIrich tiene 23 años y siete meses; Fignon logró su primer amarillo a los 22 años y 11 meses, y Anquetil a los 23 años y seis meses. Tampoco será el más joven ganador del Tour. Entre los del Tour de posguerra, los años de normalización del ciclismo, la marca la sigue llevando Gimondi, en 1965, con 22 años y 11 meses. Y aunque todos opinan que podría haber ganado el Tour del 96, tampoco UlIrich entra en el reducido club de los que han ganado la carrera francesa el año de su debut, como lo hicieron Anquetil, Merckx, Hinault y Fignon, por ejemplo.

Todo el mundo, entonces, encuentra referencias anteriores cuando habla de Ullrich. Ninguno de los viejos del pelotón ha soltado el habitual "lo nunca visto". A Glancarlo Ferretti, el sabio director del MG, UlIrich le recuerda a Hinault, precisamente. "Atacó como el francés, pero con una diferencia: usó mejor la cabeza", explica. "Con un ataque bien planificado le bastó. No hubo ni probaturas. No se asustó con los movimientos de los rivales. Él se había fijado un punto para atacar y siguió su plan".

No obstante, muchos recuerdan el caso de Evgeni Berzin, el ruso que rompió a los 24 años el reinado de Induráin en el Giro. Después, nunca más se supo. Pero Ferretti no cree en el caso. Y lo explica con datos. "Berzin sólo ganó un Giro. UlIrich pudo haber ganado el Tour del 96 y va a ganar éste. 0 sea, que ya lleva dos años sin fallar. Eso significa algo, ¿no?".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 17 de julio de 1997