MÚSICA

David Bowie traslada su espectáculo a Aqualung "por problemas de luz"

Iba a ser en Las Ventas, un lugar que necesita 17.000 personas para estar llena. Pero el concierto de David Bowie se va a celebrar hoy en Aqualung, que se abarrota con 3.000 almas. La organización arguye que en el coso el concierto debía terminar a las doce de la noche. Demasiado temprano, porque el espectáculo de luces necesita oscuridad para comenzar. La compañía discográfica de Bowie (BMG-Ariola) admite que el viernes sólo se habían vendido 2.700 entradas

En la mudanza ha caído uno de los teloneros, Mansun, que iba a abrir el recital, y peligra la de Placebo, los terceros en discordia. No se encuentra Bowie en uno de sus mejores momentos de popularidad, que no de crea tividad. Su último álbum, Earthing, un atrevimiento que se mete en las especulaciones sónicas del drum'n'bass y el tryp hop, está pasando inadvertido para el gran público, a pesar de tener a su favor el grueso de la prensa mediática musical en todo el mundo. Eso se traduce en la escasa curiosidad que puede sugerir un concierto suyo. Soberbio y orgulloso, y siempre queriendo ir por delante de su tiempo, Bowie advierte entonces que para apreciar en su totalidad su espectáculo se ha de tener la mayor oscuridad posible y decide no acudir a Las Ventas.Los organizadores del concierto en Madrid le buscan la alternativa de Aqualung, pero no saben si Bowie conocía, cuando decidió el cambio, que sólo había vendido esas escasas 3.000 localidades.

Para arropar a su estrella, la organización abunda en lo de la oscuridad total, y añade la imposibilidad de que la función continúe después de las doce de la noche, que en principio ha de quedar desalojada la plaza de toros.

El gerente de la plaza, Julio Pacheco, rechaza, en cambio que sea ése el motivo de la mudanza. "Cualquier excusa es buena por parte de los artistas", dice. Las últimas actuaciones de Enrique Iglesias y de Rosario acabaron rebasada ya la medianoche. Por otro lado, siempre se ha sabido a qué hora se pone el sol en esta época del año. Pacheco conoció el sábado el cambio de escenario.

El caso es que la Comunidad patrocinaba el concierto y cedía gratis el coso, cuyo alquiler cuesta 3.350.000 pesetas por día. "Lamento que no haya ningún compromiso económico y pasen estas cosas; así se impide que se pueda celebrar otro acto en la plaza", añade. En Aqualung Bowie no llevará toda la parafernalia prevista, por lo que quien haya adquirido entradas puede cambiarlas por dinero si se siente defraudada por el cambio de local.

Con las entradas vendidas para la plaza de toros, Aqualung ya está agotado, pero habrá que aquilatar en el cambio de precio, pues los había diferentes, de pista o grada (4.800 o 3.800 pesetas), mientras que en el nuevo recinto nunca hay diferencias.

David Bowie no sólo tocará piezas de última creación, sino que recorrerá su amplia carrera jalonada de canciones célebres que han hecho historia en el pop.

Además, esta noche, también en el Cuartel del Conde Duque, sigue el Johny Walker Music Festival, con la presencia de Ronnie Earl & The Broadcasters y Nil Lara. Ronnie Earl es una de las figuras del nuevo blues que se granjeó el nombre de señor intensidad cuando militaba en los Roomfull of Blues, banda capital del estallido del blues norteamericano en los ochenta. De origen cubano, nacido en New Jersey, Nil Lara creció en Venezuela escuchando al mismo tiempo música tradicional latina con rock y blues, y de ahí la sugerente propuesta que trae a Madrid.

David Bowie y Placebo actúan hoy en Aqualung (paseo de la Ermita del Santo, 4; metro Pirámides) a las 21.00. Entrada5 agotadas. Ronnie Earl & The Broadeasters y Nill Lara, en el Conde Duque (Conde Duque, 11; metro San Bernardo), a las 21.00. 2.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0014, 14 de julio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50