Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CARTAS AL DIRECTOR

Encuestas

Se suele dudar de la fiabilidad de las encuestas de opinión y se argumenta que los españoles no somos sinceros al contestar. Se dice que los sondeos electorales tienen en ocasiones grandes errores y se da por supuesto el recelo a expresar las opiniones políticas. Pero lo que no se ha dicho es la fórmula que se utiliza para hacer estas encuestas.Por segunda vez en pocos meses, el encuestador que me aborda empieza por anotar mi nombre, dirección y teléfono. Aunque piden disculpas y muestran su acreditación, lo justifican en que la empresa lo exige; avisan que llamarán por teléfono para constatar que se hizo la encuesta, lo que se produce. Es natural entonces que el entrevistado se niegue a hacerla o, para no perjudicar al modesto entrevistador, conteste verazmente sólo a algunas preguntas, tergiverse otras y modifique o altere muchas más.-

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 13 de julio de 1997