Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
VIOLENCIA DE FIN DE SEMANA

Un 'rapado' apuñala a un estudiante por un cruce de miradas

La violencia rapada no cesa. Un estudiante de 21 años, Alberto G. L., recibió la pasada madrugada tres puñaladas en el estómago y el costado cuando caminaba junto a otros amigos por la calle de Rafael Salgado, del distrito de Chamartín, junto a la puerta 21 del estadio Santiago Bernabéu. La víctima declaró a los agentes que los agresores eran jóvenes con la cabeza rapada.Una ambulancia del Samur atendió a la víctima, que presentaba tres heridas de poca profundidad: dos en el hemitórax derecho y otra en la región lumbar. La víctima fue trasladada al hospital La Paz. Ingresó en el servicio de urgencias con pronóstico reservado y ayer al mediodía fue trasladado a una planta. Los médicos esperaban darle de alta durante el fin de semana.

La Jefatura Superior de Policía confirmó ayer que los agresores eran jóvenes con la cabeza rapada. Sin embargo, aseguró que no pertenecían a ningún grupo violento organizado, según las primeras investigaciones.

Los agentes del Grupo de Policía Judicial de Chamartín tomaban anoche declaración a los amigos de la víctima para averiguar el móvil de la agresión. Según la primera información policial, la agresión se produjo de una forma absurda. "Un cruce de miradas desató la reyerta", comentó un portavoz policial.

Disminuyen las agresiones

Según las estadísticas policiales, a lo largo de 1997 han disminuido las agresiones de cabezas rapadas. Un informe elaborado por la Jefatura Superior de Policía asegura que se redujeron en más de un 20%, según fuentes de la Delegación de Gobierno de Madrid. Por contra, aumentó el número de homicidios. De enero a junio de este año han fallecido seis personas menores de 30 años, entre ellos Mourad el Abidine, de 19 años, abatido a tiros por un guardia civil en la reserva, y Fernando Bertolá, de 21, apuñalado el 28 de junio en Majadahonda. A lo largo de los 12 meses del año pasado fallecieron por homicidio siete personas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 6 de julio de 1997