TOUR 97

El 23º equipo

Nueve jóvenes españoles buscan este año el 'carnet de ciclista' con nota

Son jóvenes y llegan para protagonizar la revolución juvenil. Les llegó la hora de pasar a empresas mayores. Hacía muchos años que una generación española de tanto talento no hacía su aparición en tromba en la carrera que otorga el carnet de ciclista a quien la termina. La afición los espera expectantes. Quiere ver cómo responden en julio sus primicias primaverales. No estarán algunos de los revelados en primavera -Juan Carlos Domínguez o José Luis Rubiera- pero un equipo formado por los nueve debutantes dentro de unos años será un sueño imposible. Una generacién que florece después de un par de años de aprendizaje.Las promesas de Mikel Zarrabeitia (ONCE, 27 años) datan de más lejos que esta primavera. Debería haber ganado sus galones Tour ya en 1994, a las órdenes de Miguel Induráin, pero la detección de una hernia discal la víspera misma de la salida le dejó fuera del equipo. Tres años de recuperación después, el subcampeón de la Vuelta del 94 vuelve para ayudar a Zülle y mostrar que es bastante mas que un gran gregario.

A la sombra de Jalabert, Marcelino García (ONCE, 26 años) se había convertido en el perfecto trabajador de equipo, y a la sombra del francés, el asturiano logró en marzo uno de los triunfos más importantes de esta temporada: el Critérium Internacional.

Pocos meses después de ganar el Tour del Porvenir, David Etxebarria (ONCE, 23 años) cumplió con las expectativas realizando una espléndida Vuelta a Suiza (4' y una etapa). Muestra signos de progresión evidentes y está llamado a hacer este Tour eso que en el argot del pelotón se llama "cosas bonitas".

El pata negra del ciclismo español, Santi Blanco (Banesto, 23 años) ha preparado con mimo su estreno en la carrera que, dicen, le hará grande un día. Será abnegado servidor de Olano al tiempo que contará con carta blanca en algunos momentos para continuar con las carreteras francesas el love story que inició en la París-Niza.

Manuel Beltrán (Banesto, 26 años) llega a su primer Tour como un veterano fogueado siempre al servicio de Olano. Será el hombre de confianza del guipuzcoano en la montaña como ya lo fue en la Vuelta 95 y en el Tour 96: en ambas Olano subió al podio.

Cuando en 1994, tiempos de hambre por debajo de Induráin, Angel Casero (Banesto, 24 años) ganó el Tour del Porvenir, las más desmesuradas expectativas se fijaron en su figura. No cumplió con ellas, pero con el paso del tiempo ha llegado a una cierta madurez que tendrá que dejarse ver en carrera.

¿Puede ser José de los Ángeles (Kelme, 24 años) otro de los descubrimientos de ese Kelme mágico que parece tener guardado un as en la manga en cada carrera?

La presencia de Txente García Acosta (Banesto, 24 años) y Javier Pascual (Kelme, 26 años) en el Tour es la recompensa al trabajo y ,a la lucha contra el desánimo. El de Banesto ha logrado hacerse necesario; Pascual estuvo a punto de dejar el ciclismo cuando desapareció el Santa Clara. En el entorno Kelme se descubrió nuevas capacidades y un espíritu audaz, como el que mostró en la Dauphiné.

Sobre la firma

Carlos Arribas

Periodista de EL PAÍS desde 1990. Cubre regularmente los Juegos Olímpicos, las principales competiciones de ciclismo y atletismo y las noticias de dopaje.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS