Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ribó acusa al PCE de querer "sucursalizar" al PSUC

El secretario general del PSUC y presidente de Iniciativa per Catalunya (IC), Rafael Ribó, acusó ayer a la dirección del Partido Comunista de España (PCE) de querer "sucursalizar" al PSUC y de "ignorar" la historia de Cataluña y la sociedad catalana, después de que el comité ejecutivo del PCE tomara la decisión de reconocer como interlocutor suyo en Cataluña a la corriente denominada Manifiesto, representada por Antoni Lucchetti y Alfred Clemente, que resultó minorItaria en el último congreso del PSUC. Ribó quiso dejar bien claro que el partido no tomará "ninguna medida de tipo administrativo" contra estos militantes. "Es posible que se nos quiera provocar para que las tomemos. No prevemos ningún tipo de ruptura", añadió.Según Ribó, la corriente que representan Clemente y Luchetti sólo obtuvo el 34% de los votos en el congreso y se autoexcluyó de la dirección del partido. "No son representantes del PSUC; se representan a sí mismos", dijo. "En realidad, el PCE quiere sucursalizar al PSUC, ir creando una división en este espacio, abrir una sucursal". Según Ribó, al aceptar estos contactos, los miembros del Manifiesto adoptan una actitud "antidemocrática" y siguen un camino diferente del elegido de forma consensuada en el transcurso del congreso celebrado el pasado mes de mayo. "La única representatlvidad que tienen", dijo el dirigente de IC, "es la que les otorga el PCE".

Tanto Ribó como Simón Rosado, miembro de la secretaría general colegiada del PSUC, descartaron que se tomen medidas administrativas, sanciones o expulsiones contra los miembros del sector crítico del partido. Ambos se mostraron partidarios del camino del diálogo y del "debate político practicado con transparencia, claridad y exquisita sensibilidad hacia el pluralismo".

Sin embargo, Ribó no descartó que en la reunión de mañana del comité ejecutivo del PSUC se adopte alguna medida de protesta contra esta actitud del sector crítico ya que, en su opinión, los contactos entre el PCE y miembros del PSUC suponen "menosprecio a la pluralidad del Estado y al libre ejercicio del derecho a la autonomía, reconocidos desde la fundación del PSUC". En opinión de Ribó, es una actitud que "ignora la historia de Cataluña y demuestra un gran desconocimiento de los sectores de la sociedad catalana".

Ribó no acudirá hoy a la fiesta de Avant, la publicación del Partido de los Comunistas de Cataluña (PCC), a la que sí asistirá el líder de Izquierda Unida, Julio Anguita. El PSUC estará representado por Jordi Guillot, portavoz de IC.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 29 de junio de 1997