RELEVO EN EL PSOE

La nueva dirección asegura que llevará al partido al poder

La nueva comisión ejecutiva federal del PSOE decidió presentarse ayer en sociedad, a sabiendas de que durante el congreso del que han salido elegidos los mensajes sólo tienen que ver con el reparto del poder. Esta quiere ser la ejecutiva que conduzca al partido a ganar las elecciones."La comisión ejecutiva tiene el mandato del congreso de aumentar el apoyo de más de nueve millones de ciudadanos; de buscarlo entre los ciudadanos que quieren una política alternativa a la de la derecha". Quieren atraer para sí a aquellos que en las elecciones de marzo de 1996 "prefirieron esperar a que hubiera cambios en el PSOE". Estas consideraciones están contenidas en una declaración política que anoche leyó el nuevo secretario general del PSOE, Joaquín Almunia, al terminar la primera reunión de la dirección del PSOE.Los nuevos responsables del partido se mostraron muy contentos por el contenido de esta declaración, redactada a modo de proclamas electoralistas. "El 34º Congreso ha iniciado el camino para conseguir el apoyo mayoritario. Lo haremos cambiando las formas y los contenidos de la política. Aproximándonos a los ciudadanos. Abriéndonos a todos los sectores sociales. Somos una comisión ejecutiva abierta al diálogo, al encuentro, al acuerdo".

Más información

Por segunda vez en pocas horas, los socialistas hablan de Ia causa común para la izquierda". Afirman que su oferta es "de progreso" y llaman a las fuerzas progresistas, a los sindicatos, a las organizaciones no gubernamentales, a las asociaciones ciudadanas". En suma, su oferta es "para todos los ciudadanos que comparten aspiraciones colectivas".

Ejecutiva de todos

La segunda parte de esta especie de manifiesto entra en la defensa de las políticas clásicas de la socialdemocracia. "El poder debe servir para que quien lo necesite reciba la solidaridad de los demás. Con una buena enseñanza, con una sanidad para todos, con la creación y reparto del trabajo". La solidaridad entre las generaciones, la compensación de los desequilibrios territoriales, la garantía de la igualdad entre mujeres y hombres, son otros de los propósitos que se proponen hacer los socialistas si de nuevo alcanzan el poder. "Todo eso es posible con una política distinta a la de la derecha".Joaquín Almunia leyó con tono firme que su partido busca "una sociedad más justa y solidaria". "Tenemos los instrumentos para lograrlo y manifestamos nuestra voluntad de hacerlo".

Un último mensaje para ese 25% que anteayer no votó la candidatura que él encabezaba: "Somos la comisión ejecutiva mayoritariamente elegida por el congreso. Somos, desde hoy, la comisión ejecutiva de todo el partido".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0023, 23 de junio de 1997.

Lo más visto en...

Top 50