Olozábal vuelve entre los grandes

Ausente en 1996, el golfista guipuzcoano revive en el ambiente que más añoraba

Olazábal no sintió apenas nada especial cuando el lunes por la mañana enfiló Magnolia Lane camino del Augusta National Golf Club. "De nuevo al trabajo", se dijo. Hace apenas un año pensaba que repetir esa escena sería imposible. Y allí estaba de nuevo, en el campo donde se hizo grande en 1994 y que el año pasado sólo pudo ver por televisión.Sin embargo, notó algo especial cuando entró en la casa club. Subió al vestuario de los campeones, abrió su taquilla y sí, allí estaba, su chaqueta verde. "No se había movido de mi armario", dice Olazábal sonriendo.

La chaqueta, símbolo de su triunfo, le había guardado las ausencias. Sus compañeros de profesión también. Los lunes por la noche se juntan los no estadounidenses en la cena internacional. El venerado surafricano Gary Player tomó la palabra y en nombre de todos le dio la bienvenida. Olazábal, reconoce, se volvió a emocionar.

Más información

Es la décima vez que Olazábal, de 31 años, hace su aparición por el escenario del primer grande de golf de la temporada. Se hizo un nombre ganando el Masters en 1994. Y una vez dentro de la élite del golf mundial fue cuando comenzaron los problemas. En el 95 defendió su título cojeando. Y en el 96 tuvo que ver el torneo por televisión desde su casa.

Después de su espectacular regreso a la competición después de 18 meses lesionado -victoria en el Turespaña, su tercer torneo tras el regreso, y séptimo puesto en Nueva Orleáns, el campeonato de contacto con los campos norteamericanos-, esa declaración de principios puede significar que no descarta el triunfo en el Masters, que comienza mañana.

"No quiere ni oír hablar de que puede ganarlo"), dicen sus próximos. Y él también. "No soy favorito", dice en cuanto se le insinúa. "Tengo mis dudas porque no controlo bien el driver".

La del 97 será la 21ª participación de Severiano Ballesteros en un Masters que ganó en 1980 y 1983. Hace 20 años hizo su primera aparición. Con 20 años fue el más joven de la historia en lograrlo; también fue el más joven en ganarlo, con 23 recién cumplidos.

Hoy cumple 40 años. No ha pasado el corte en los 5 torneos que ha iniciado y la semana pasada no jugó en Nueva Orleáns por una gripe. "Afronto el Masters como puedo. Nunca se sabe, aunque siempre se espera lo mejor", dijo. "Pero me falta confianza".

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0008, 08 de abril de 1997.

Lo más visto en...

Top 50