Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fuerte puja del Lazio

El club italiano cuenta con un aval del Banco de Roma de 4.600 millones para fichar a Ronaldo

No es ninguna broma. El Lazio va en serio. Nada le importa: ni siquiera que Ronaldo viaja cada dos por tres a Brasil para disputar amistosos. Ni que al brasileño sólo le interese la próxima temporada el Miundial de Francia. Basta con Ronaldo, con el personaje, con la figura en casa. El Lazio, un modesto del calcio, está decidido a ficharlo y hacer sombra a los todopoderosos clubes del nortye, como el Milan y la Juve, indiferentes -ya sea por economía o por razones tácticas- a Ronaldo. Sergio Cragnotti, el empresario duaño del Lazio, ha arrancado del Banco de Roma un compromiso para avalar los 4.600 millones de pesetas de la cláusula de recisión y ha diseñado una operación financiera para pagarle los 500 millones anuales por ocho temporadas.Josep Lluís Núñez, presidente del Barça, abrió el martes las puertas del adiós al jugador que exige cobrar el doble de lo que le pagan -de 250 a 500 millones netos que supondrían más de 800 millones al Barça-. La baraja empieza a romperse. Núñez está harto de las machaconadas amenazas del brasileño y éste de que el club no le doble el sueldo. "El Barça tiene prioridad, pero también pienso wen la cajera", aviso Ronaldo en Las Palmas. La escalada fue a más a Ronaldo fue como si le mentaran al padre: un directivo del Barça tildó a sus agentes de "aves de rapiña" y él clamó pidiendo respeto.

Mientras, en Roma, los tifosi romanos están entusiasmados con Ronaldo y ya le envían por Internet mensajes de bienvenida.

Alexandre Martins y Reinaldo Pitta, los dos representantes de Ronaldo, con otras siete ofertas sobre la mesa, tenían que viajar esta semana a Italia, pero han propuesto la cita. No importa. Cragnotti está decidido a emular al Nápoles con Maradona. Brasil es casi su casa y ya ha reservado billete para la próxima semana. amasó su fortuna trabajando 10 años en Brasdil y es el principal accionista de la cadena de alimentación Cirio y de Bombril, otra de limpieza. El empresario prevé que ambas coticen en la Bolsa de Nueva York y que el Lazio lo haga en la de Londres para encontrar ingresos adicionales.

Ya lo intentó hace un año con Johan Cruyff y fracasó. Y esta vez vuelve a pujar fuerte. Falta ahora que Nike, la auténtica dueña de Ronaldo y de la selección de Brasil, patrocinadora de ambos, permita que la estrella de la canarinha juegue en un club tan discreto del calcio.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 3 de abril de 1997