Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Valencia denuncia a la FIFA ante la UE por el pago del derecho de formación de Vlaovic

El Valencia y su jugador Goran VIaovic interpusieron ayer en Bruselas una denuncia contra el club italiano Padova y contra la FIFA ante la dirección general 4 de Servicios de la Competencia de la Unión Europea, que dispone de poderes de intervención y sanción. La denuncia se establece ante la reciente decisión de la FIFA, que obliga al Valencia a pagar 3,8 millones de dólares (unos 500 millones de pesetas) al Padova en concepto de indemnización por los derechos de formación del jugador. Según sus estatutos, la FIFA puede sancionar al club por recurrir.

La postura de VIaovic y del Valencia es una traslación de la mantenida por el jugador belga Jean Marc Bosman, cuya larga batalla judicial en los tribunales de justicia acabó con la promulgación de la sentencia que deroga el pago de un club a otro de por los derechos de formación de los futbolistas comunitarios. La abolición dictada por el Tribunal de Justicia de Luxemburgo se refería únicamente al ámbito de la Unión Europea y de los jugadores comunitarios. En este caso, el Valencia, por medio del abogado Jean Louis Dupont, considera que el reglamento sobre el pago de los derechos de formación contravienen el artículo 85 del tratado de Roma.La peculiaridad del caso VIaovic es que el jugador es extracomunitario -Croacia no está integrada en la Unión Europea-, aunque los dos clubes en conflicto pertenencen al ámbito de la Comunidad. El Valencia contrató a VIaovic el 1 de julio de 1996, después de que el futbolista terminara su contrato con el Padova. El club español consideró que el jugador quedaba libre y que de ninguna manera estaba obligado a depositar la indemnización por los derechos de formación sobre VIaovie.

Sin embargo, el club italiano, tras atender al artículo 14 del estatuto sobre traspasos de jugadores, apeló a la FIFA para que el Valencia depositara el dinero estipulado por los derechos de formación del jugador croata. El pasado 19 de febrero, la FIFA se dirigió al club español para exigirle que pagara 3,8 millones de dólares al Padova en el plazo de 30 días.

De alguna manera volvía a repetirse la situación del caso Bosman. El jugador belga comenzó su largo combate contra los estatutos de la UEFA después de terminar su contrato con el Lieja. Bosman fichó por el Dunkerke, club francés de Segunda División, pero el Lieja exigió 40 millones de pesetas del Dunkerke por los derechos de formación sobre el jugador. Durante seis años, Jean Marc Bosman mantuvo un duro litigio con la UEFA antes los tribunales de justicia. El 15 de diciembre de 1995, el Tribunal de Luxemburgo dio la razón a Bosman y anuló los derechos de traspasos sobre los jugadores comunitarios, además de declarar la libre circulación de los futbolistas comunitarios en el ámbito de la Unión Europea.

Jean Louis Dupont, abogado de Bosman, fue el encargado de presentar ayer la denuncia del Valencia y de Goran VIaovic ante la dirección de Servicios de la Competencia en Bruselas. "No hay que ver este caso como una guerra contra la FIFA. El Valencia es respetuoso con el máximo organismo del fútbol mundial. Simplemente se ha dirigido a la justicia ordinaria para resolver un caso concreto que considera contrario al derecho común", manifestó ayer Dupont.

El argumento del Valencia es que el pago a un club por el derecho de formación de un jugador, cualquiera que sea su nacionalidad, es contrario al artículo 85 del Tratado de Roma.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de marzo de 1997

Más información

  • El club ha recurrido al abogado de Bosman