Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un grupo euro-latinoamericano

Latinoamérica sigue siendo objetivo prioritario. Ése fue uno de los mensajes centrales transmitidos tanto por Emilio Ybarra como por su consejero delegado, Pedro Luis Uriarte. El grupo tiene más plantilla allí que en España y 3,2 billones de pesetas en activos, 1,4 billones en créditos y 2,3 billones en depósitos.Esa fuerte inversión le ha dado algún que otro disgusto al banco con las agencias de calificación de riesgo, que estiman la zona demasiado problemática. Ybarra quiso disipar cualquier temor de los accionistas. Incluso en el caso absurdo de que hubiera que amortizar las inversiones en América Latina y reducir su valor a cero, dijo, "no supondría ni siquiera el importe de los beneficios esperados para l997" y "representaría poco más de la mitad de las plusvalías latentes" de 300.000 millones en la cartera de títulos.

El objetivo del grupo BBV para este año es crecer más del 10% en volumen de negocio; alcanzar, al menos, 215.000 millones de pesetas de beneficio antes de impuestos y 115.000 de beneficio neto. El año pasado obtuvo un beneficio neto de 104.260 millones (el 24% de aumento), de los que 51.000 van a dividendos, 230 pesetas por acción, 32 más que en 1995.

La junta aprobó la reducción en 25 pesetas del nominal de las acciones, que pasa de 575 a 550. Los cinco duros volverán a manos de los accionistas en julio como retribución adicional. Ybarra anunció que si la cotización sigue subiendo, propondrá desdoblar cada título en dos con la mitad de valor.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 23 de febrero de 1997