Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 90% de los casos positivos de dopaje en el fútbol han quedado sin sanción

Los dos últimos positivos de dopaje en el fútbol español, Agirretxu, del Celta, y Lopetegui, del Barça, han levantado una guerra entre diferentes organismos de la federación. La Comisión Antidopaje no disimula su malestar por el hecho de que las sustancias prohibidas detectadas en los análisis no merezcan castigo alguno del Comité de Competición, que se encarga de imponer las sanciones. Fuentes federativas estiman que el 90% de los casos positivos o responden a un dopaje estricto, sino a tratamientos médicos.

, El portero del Barça, Lopetegui, en las primeras jornadas de la Liga, dio positivo de analgésico no narcótico. El Comité de Competición archivó el caso por "falta de relevancia". La Comisión Antidopaje, seis meses después de detectado el positivo, ha recurrido el acuerdo y quiere reabrir el caso. Ése puede ser el camino que le espera al positivo de Agirretxu, detectado en el partido Celta-Valladolid, del pasado 4 de enero. De los cerca de la veintena de casos positivos de dopaje registrados en el fútbol español desde que fue implatando en 1990 su control, sólo uno, el protagonizado por Monsalvete, entonces jugador del Figueres, de Segunda División, fue sancionado. Su castigo fue dos meses de inhabilitación al detectársele el 1 de noviembre de 1992 derivados de la cocaína. El resto de los casos resultaron archivados, unas veces por falta de pruebas o de responsabilidades de los jugadores; en otras, por defectos de forma, y, cuando estas circunstancias no fueron suficientes, se encontraron por medio amnistías presidenciales tras unas elecciones.Borja Agirretxu abandonó ayer entre lágrimas el campo de entrenamiento del Celta tras dar su versión del caso. "Esto es lo peor que le puede pasar a un deportista", comentó apesadumbrado. "Yo conscientemente no he tomado nada y supongo que será de las vitaminas para el pelo, aunque todavía lo están analizando".

Las sospechas del Celta se dirigen hacia unas pastillas para el crecimiento del cabello que el futbolista se tomaba desde hacía un año. Aguirretxu las compró en un herbolario siguiendo la recomendación de un familiar, según explicó ayer el doctor Genaro Borrás, médico de la selección. La sustancia encontrada en el jugador es la nandrolona, un esteroide anabolizante.

"Nadie ha tenido intención de recetar anabolizantes al jugador y menos en esas dosis", dijo Borrás, que descartó que el positivo pudiera tener su origen en la infiltración para calmar un dolor de costillas a la que fue sometido el jugador por aquellas fechas. Durante el año que estuvo tomando las pastillas crecepelos, Aguirretxu pasó sin problemas dos controles antidopaje. Sin embargo, existe una variante que parece decisiva. Días antes del positivo, el jugador compró las pastillas crecepelos en otra herboristería distinta a la habitual y el producto no era exactamente el mismo. Se trata de unas pastillas similares a "Iecitina de soja o a la alfalfa", según Borrás.

La lista negra

El jugador Dragan Panusic, del Castellón, dio el primer positivo en el fútbol español, en el Castellón-Celta del 26 de enero de 1992, por tomar Bisolvón. Fue archivado por defecto de forma. Un mes después, en el Cadiz-Albacete, el jugador de este último equipo, Soler, dio positivo de testosterona. Hubo un defecto de forma: sólo se tomó una muestra e orina y no hubo para un contranálisis.También quedó sin sanción el jugador del Racing Sánchez Lorenzo, con positivo de dexametasona el 4 de marzo de 1992. Esa temporada, el Comité de Competición no llegó a sancionar al portugués Océano, jugador de la Real Sociedad (positivo de lidocaina). Dicho Comité tampoco castigó en la temporada 1993-94 a Sergi, del Zaragoza, al que se detectó amineptina. El 27 de noviembre de 1994, dos jugadores del Real Madrid B, Dani y Paco Sanz, dieron positivo de efedrina y otras sustancias prohibidas. El Comité Español de Disciplina Deportiva archivó el caso. En marzo de 1994,el jugador hispano-brasileño del Valladolid, Toni, fue sancionado con dos meses por dar positivo de esteroides anabolizantes. El jugador fue amnistiado por la reelección del presidente de la Federación.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 13 de febrero de 1997

Más información

  • El jugador Agirretxu, del Celta, es el último caso detectado