BALONCESTO - FINAL DE LA COPA DEL REY

Villacampa: "Hemos sabido subir y superarnos"

, Jordi Villacampa, el capitán de la Penya, que a causa de una lesión no jugó la final aunque lo hubiera hecho en el último minuto si a Alfred Julbe le hubiera dado tiempo a hacer el cambio, dio rienda suelta a la euforia que se desató tras conquistar, el título: "¡Ya me tocaba! ¡Era mí quinta final!". Y es que el Joventut no ganaba una final desde que lo hizo en 1976. "En el banquillo se sufre más, pero lo doy por bien empleado. Lo hemos pasado muy mal, pero nos hemos sabido superar", dijo.Julbe fue rapado al cero por Sus jugadores tras la final. El técnico del Joventut aclaró: "Lo del rapado era una promesa para desdramatizar la final". También le había prometido ganar a su hija Sara, que hoy cumple siete años y que presenció la final al igual que Héctor, de tres años, que se durmió durante el encuentro. "Nadie diría que estando 13 puntos abajo en el descanso y viendo las estadísticas pudiéramos ganar, pero nos hemos conjurado y a base de sacrificio y de hacer las cosas al límite lo hemos logrado". Agregó: "Al Cáceres le ha pesado la situación cuando ya se veía ganador".

Manuel Flores, entrenador del Cáceres, explicó la caída en barrena de su equipo: "Se nos han acabado las pilas física y mentalmente. Hemos- sufrido el vértigo de la victoria y nos hemos bloqueado, mientras que el Joventut ha tenido una gran fe cuando lo más fácil era venirse abajo. Pero el hecho de llegar a la final ya era un éxito para nosotros, y cuando hagamos un análisis y veamos lo conseguido y que nos hemos clasificado para la Eurocopa nos daremos por satisfechos".

Genís Llamas, el presidente del Joventut, entre lágrimas de alegria, admitió: "La realidad es que en el planteamiento de principio de temporada no entraba ni siquiera estar en la fase final de la Copa. El objetivo era estar entre los ocho primeros al final de la Liga y volver a las competiciones europeas. Este título es un reconocimiento para el trabajo bien hecho y la progresión de los técnicos y los jugadores".

Xavi Crespo, el jugador que lideró la reacción del Joventut en la segunda parte pese a que apenas había dispuesto de minutos de Juego a lo largo de toda la temporada, explicó: "No nos hemos desmoralizado a pesar de la desventaja que acumulábamos. En la primera parte no hemos encontrado el ritmo, pero hemos sabido resistir y al final hemos controlado el partido". Se refirió Crespo a la mala época por la que pasaron él y su equipo: "Así es el deporte. He trabajado al máximo para estar bien y responder cuando se me ha necesitado. Nos lo hemos ganado a pulso. Lo precisábamos porque llevábamos dos años muy malos y esto nos recompensa. Ahora estamos en Europa, pero ahora vamos a por la Liga Europea". -

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS