Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Entrevista:TENISENTREVISTA IMPERTINENTE

"Ya no puedo ir ni de marcha"

, Carles Moyá, 20 años. No colecciona peluches, pero casi. Tiene una canguro que vale el noveno puesto de la clasificación del ATP Tour. Uno de los regalos por llegar a la final del Open de Australia.Pregunta. ¿Sabía usted qué hora era en España cuando jugó la final?

Respuesta. Sí, las cuatro de la madrugada.

P. ¿Y no pensó que muchos aficionados se sintieron estafados? Hubo un lector que se quejó por haber perdido la noche.

R. Pues si ellos están defraudados, que se imaginen cómo me quedé yo. Sólo pensé en que perdí la oportunidad de ganar el Open de Australia, el dinero que se llevó el campeón, los puntos... Yo les diría que no fueran tan egoístas y que se fijen en mi pena, que es bastante mayor que la suya.

P. Pero, ¿le temblaron las piernas cuando vio a Sampras?

R. No. Él fue mejor, jugó un gran partido y cuando lo hace así es muy difícil de batir. La gente del Tenis Barcelona me ha dicho que me quede con el gran torneo que hice porque me dará moral y experiencia.

P. Lo habrá visto en vídeo.

R. ¡Pero si no tengo tiempo! No he visto nada, he ido de culo. Mis padres me la grabaron. Tengo curiosidad, pero ya lo veré cuando esté más tranquilo. Casi no he tenido tiempo de disfrutar ni de celebrar el llegar a la final.

P. ¿Cómo ve el asunto de la moiamanía?

R. Supongo que soy nuevo, joven, con otro look, jugué un gran tenis y ya está. Si me hubieran eliminado rápidamente, no habría pasado nada, como hace un año.

P. De todas formas, dicen que tiene usted bastante éxito entre el sexo femenino.

R. ¿Antes o después del torneo?

P. Antes.

R. Entonces, mejor. Tengo novia, rumana, tenista, pero, bueno, no me va mal.

P. Parece que los homosexuales de Melbourne le acogieron con entusiasmo.

R. Eso no me afectó.

P. Pero ¿llegaron a acosarle las seguidoras?

R. Un poco. Firmé muchos autógrafos. El Open es el acontecimiento más importante de Australia en todo el año. Melbourne no es muy grande y todo lo cerraban a las seis. Fui de compras con Félix Mantilla, tras jugar en octavos, y estaba todo cerrado.

P. Por cierto, ¿cuántas veces le ha dicho su madre que se corte el pelo?

R. Nunca. Siempre lo he llevado así. Desde muy pequeño. A ella le gustaba, aunque tampoco [que lo llevara] de cualquier manera.

P. Dicen que su imagen se parece a la de Agassi y a la de Borg. ¿Es usted así o producto de una marca publicitaria?

R. No me molesta que me comparen con campeones. Sí me molesta que me digan que los imito. No me he dejado el pelo largo para ser como ellos.

P. El presidente de Baleares pidió que paseara en la final con una bandera balear y no lo hizo...

R. Después de la paliza que me metió Sampras y si encima vas a hacer el chorra con la bandera.... Y, además, en política no quiero tonterías; soy español y me siento así. Quiero mucho a Baleares, pero si hubiese sacado esa bandera cierta gente se habría molestado.

P. Llegó de Melbourne y se quedó en Barcelona a entrenarse. Ha tardado en ir a su casa.

R. Hice lo que era mejor para mí. Si me he sentido agobiado en Barcelona, con tres millones de personas, imagina allí con 300.000. Hubiese sido un infierno, en el buen sentido.

P. Parece agobiado...

R. ¡No puedo salir! El jueves salí un poco y la gente, con buena intención, viene, pregunta y no se da cuenta de que uno quiere olvidarse del tenis. Firmar autógrafos no es la mejor forma de divertirme.

P. El precio del estrellato.

R. Sí, pero espero que dentro de un mes se calme todo.

P. Estuvo en el Camp Nou en el Barça-Madrid y se ha confesado culé. Igual se granjea antipatías.

R. Pues a mí no me pasaría si alguien que me cae bien fuera del Madrid. Quizá a los más radicales les disguste, pero no se puede estar bien con todo el mundo. Soy del Barça y no es un pecado.

P. La infanta Cristina se acaba de pasear por aquí y nadie se inmuta. ¿Es éste un deporte de pijos?

R. A mí me ha costado llegar. No es un deporte barato, pero cada vez es más popular.

P. Con su estatura (1,90 m) podría haberse dedicado al baloncesto.

R. De pequeño jugaba a fútbol, baloncesto, tenis... Lo que hacía mejor era el tenis y seguí.

P. Déme pruebas de que no es un pijo.

R. ¿Y qué es serlo? Creo que no lo soy. Para mí es la gente que viste bien y yo no lo hago. No me gasto un pastón en ropa, llevo vaqueros y no pago 20.000 pelas por una camisa.

P. No pueden ahora defraudar ante Alemania, en Mallorca, en la Copa Davis

R. Ahora sí somos los favoritos. No vienen Becker, ni Stich... Se han desaminado tras nuestro éxito en Melbourne.

P. Chiquito de la Calzada estará encantado por su despedida de Hasta luego Lucas.

R. ¡Pues no me ha llamado para felicitarme! Quise quitar dramatismo a la derrota.

P. Y ahora diga adiós sin decir lo de Lucas.

R. Nos vemos pronto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 3 de febrero de 1997

Más información

  • CARLES MOYÁ
  • "Siempre he llevado el mismo corte de pelo; no lo llevo largo para parecerme a Agassí o Borg"